Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Begoña Carrasco

FIRMA INVITADA

Begoña Carrasco

3,3

Son 3,3 millones de euros lo que va a costar la reforma de la avenida Lidón, una reforma que precisamente ha cuestionado esta semana el Comité de Peticiones de la Comisión Europea, adonde han acudido los vecinos para ser escuchados, justo lo que no ha hecho el gobierno del PSOE, Compromís y Podemos, que se han puesto máquinas a la obra a levantar el bulevar sin dedicar ni un solo minuto a atender sus legítimas demandas.

El Comité de Peticiones, escuchados vecinos, grupos parlamentarios y a la propia alcaldesa, ha alertado de que el proyecto que la Unión Europea validó y para el que concedió los fondos ha cambiado hasta en un 90% con respecto al que ahora se ejecuta. Por eso le pide conocer los cambios, para ver si han variado los objetivos sin que ella lo sepa.

También reclama a los socialistas, responsables del área de Urbanismo, que acredite todas y cada una de las personas que han tomado parte en el proceso de participación ciudadana, que es imprescindible para recibir los fondos, ya que los vecinos aseguran que no se les ha consultado, ni en la primera fase inicial, ni desde luego en la versión última del proyecto. De hecho, denunciaron ante el Síndic de Greuges la falta de acceso a la información por parte de Amparo Marco. Y por último, exige un informe que demuestre que se elimina el CO2, en lugar de desviarlo a calles adyacentes, que es lo que está ocurriendo.

Toque de atención

En definitiva, toque de atención de Europa a Amparo Marco y varapalo de los vecinos a una gestión que se ha hecho de espaldas a la ciudadanía, que tienen claro que la obra es «innecesaria». ¿Cuántas cosas realmente útiles se podrían hacer con los 3,3 millones de euros que cuesta?

Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón

Compartir el artículo

stats