Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Martínez

PP: oposición y alternativa

El mensaje del nuevo presidente del Partido Popular no es populista

Alberto Núñez Feijóo marcaba hace unos días las pautas de actuación a eurodiputados, diputados y senadores del Partido Popular. La idea matriz es que el Partido Popular tiene que compaginar el papel de oposición con de ser alternativa al desgobierno de Sánchez&cía. Y eso conlleva consecuencias.

Supone, para empezar, el camino difícil. El de vencer convenciendo. Porque oponerse, criticar, gritar contra el Gobierno saben hacerlo muchos, pero demostrar y explicar que detrás de cada crítica hay una propuesta alternativa, solo lo puede hacer, y lo hace, el Partido Popular. Y con el aval de haberlo hecho desde el Gobierno de España y estar haciéndolo en las Comunidades Autónomas con gobiernos populares.

Añadamos además el reto que nos impone de poner el interés de los españoles siempre por encima de los del partido. Y eso, ¿qué significa? Pues pondré un ejemplo: si para aprobar una Ley que es necesaria el Gobierno está tentado, como tantas veces hace con tal de aguantar el sillón, de ceder a alguno de los chantajes de partidos extremistas o independentistas y eso es algo que puede ser fatal para nuestro país, en ese caso es sin duda un servicio a España evitar que el Gobierno, si con los votos populares dan los números, se pliegue a las exigencias de quienes quieren destruir la España que conocemos. Aunque ello suponga un coste político para el PP. Aunque se nos diga que le salvamos los muebles al Gobierno.

Pero ofrece pocas dudas que el mejor servicio al país sea evitar que esa Ley la impongan los extremistas, aunque no sea la que más nos guste. O sea, evitar el mal mayor.

No hay que ser ningún experto demoscópico para entender que esa no es la actitud fácil, no la más rentable electoralmente, pero es la que tendremos bajo la dirección de Feijóo. Y es la que creo firmemente que debemos tener.

El mensaje del nuevo presidente del Partido Popular no es populista: habla de seriedad, de rigor, de huir del teatro político, de solvencia, de debate, de diálogo, de respeto al adversario, etc.

En fin, palabras poco populistas pero que son valores totalmente reconocibles de siempre en quienes pertenecemos al Partido Popular. Y creo firmemente que también en la mayoría de españoles.

Al tiempo.

*Senador. Portavoz de Medio Ambiente del PP en el Senado

Compartir el artículo

stats