Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salomé Pradas

EL TURNO

Salomé Pradas

Hay esperanza

Tras las elecciones andaluzas, Andalucía y España entera han respirado tranquilidad. Hay esperanza de cambio. El triunfo del Partido Popular andaluz de Juanma Moreno, signo de su brillante gestión y mejor talante, es la evidencia de que cuando el PP gobierna, a los españoles les va mejor. Recuerdo de mi visita de trabajo a Cádiz y Huelva en enero, cómo los colectivos con los que nos reuníamos nos hablaban de la buena gestión de Moreno y su equipo, de cómo Andalucía había dado un salto cualitativo para avanzar.

Eso es lo que el Partido Popular de Feijóo, Mazón y Marta Barrachina va a ofrecer a españoles, valencianos y castellonenses: avanzar en progreso y bienestar, frente al retroceso y la merma de derechos y oportunidades de los gobiernos de Puig y Sánchez. En el PP estamos preparados para el cambio, para ofrecer el mejor futuro, con más protección social, más desarrollo económico, más y mejor empleo, y menos impuestos. Es posible, y así lo están demostrando los gobiernos populares de Galicia, Andalucía, Madrid, Castilla y León, y Murcia.

A la deriva

En cambio, no es de extrañar que la izquierda y el nacionalismo vayan cada vez más a la deriva. Sánchez ha tardado más de un año en reaccionar ante la imparable subida de los precios, y lo ha hecho tarde y mal. Mientras, el nacionalismo anda en la Comunitat solo preocupado por ser muleta socialista para mantener sus sillones y para tapar sus vergüenzas, como el caso de Oltra, imputada y obligada a dimitir por presuntamente encubrir los abusos sexuales de su entonces marido a una menor tutelada por su Conselleria. Dejemos atrás el retroceso y emprendamos el camino para avanzar, con medidas moderadas, liberales y de futuro. Seguimos.

Senadora de PP y portavoz del PP de Castellón

Compartir el artículo

stats