Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amparo Marco

A FONDO

Amparo Marco

Hechos

La ciudad de Castelló ha registrado en junio el nivel de desempleo más bajo de los últimos 14 años

Vivimos tiempos convulsos para la verdad. La mentira ensombrece las grandes transformaciones y el ruido interesado nos impide oír con claridad lo importante, lo que nos afecta y cambia nuestra realidad. A la derecha no le importa la verdad, como no le importa el bienestar de la mayoría.

Siempre tienen conectada la máquina de la manipulación que produce titulares altisonantes, relatos de ficción y, también, odio y desafección a la política.

La política --no lo olvidemos-- sigue siendo la herramienta democrática para mejorar la vida de las personas y construir un futuro en común. Por eso hay que tomársela en serio y cuidarla, ejercerla con responsabilidad, no degradarla y denostarla.

Ante la sombra y el ruido, luz y claridad. Eso es lo que aportamos los gobiernos que estamos gestionando situaciones inéditas y crisis imprevisibles con el único objetivo de reforzar el bienestar de la ciudadanía e impedir que se amplíen las desigualdades. Por eso, quiero recordar hechos. Hechos que no obtienen toda la atención pública que merecen, pero que de verdad inciden en la vida de las personas, mucho más que la última polémica fabricada de turno.

Empiezo por los datos del paro. Esta semana hemos conocido que junio ha sido un mes con récord de afiliados y contratos indefinidos en España, pese al contexto de guerra y el alza de los precios.

El pasado mes se crearon 115.000 puestos de trabajo y el número de parados bajó en 42.400 personas. Gracias a la reforma laboral del Gobierno de España, avanza el empleo de calidad y nunca se habían firmado tantos contratos fijos en un mes, más de 783.000. Además, la Seguridad Social supera los 20,3 millones de afiliados, un millón más que antes de la pandemia. En definitiva, el nivel de paro registrado (2,88 millones) es el más bajo desde octubre de 2008, cuando comenzó la crisis financiera.

Y esta situación se replica en la ciudad de Castelló, que ha registrado en junio el nivel de desempleo más bajo de los últimos 14 años. Cerramos el mes con 12.579 personas en situación de desempleo, un 15,70 por ciento menos que en junio del pasado año. La reforma del Gobierno y las políticas activas de empleo que impulsamos desde el Ayuntamiento desde 2015 están contribuyendo a la creación de empleo. Aún así, no podemos darnos por satisfechos, y debemos seguir invirtiendo en fomento del empleo, reforzando las políticas municipales como lo hemos hecho este año, con un 16 por ciento más de presupuesto, alcanzando los 7,2 millones de euros.

También hay otros hechos que merecen ser expuestos y recordados. Desde que gobernamos en Castelló, hemos reducido la deuda municipal del 80 al 16 por ciento. Hemos saneado las cuentas y somos ejemplo de buenas prácticas, demostrando falso el mito de que la derecha gestiona mejor. Y no solo eso. Desde el año 2016 Castelló ha captado 47,2 millones de euros de inversión europea en proyectos urbanos que mejoran la calidad de vida de los vecinos y vecinas y dotan a Castelló de las instalaciones y reformas que merece.

Estos son simplemente hechos. Los podemos demostrar, verificar, palpar y experimentar. Son hechos que refuerzan el bienestar ciudadano y que mejoran, de verdad, la vida en nuestra ciudad.

Alcaldesa de Castelló

Compartir el artículo

stats