Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Hidalgo

LA RUEDA

Carlos Hidalgo

Acoso sexual

Esta semana, un jurado popular declaró culpable a Vicente Paradís, vecino de Moncofa de 62 años, acusado de provocar el suicidio en 2016 de un menor de 17 años en Vila-real. Solo falta que el juez ratifique lo deliberado por el jurado y la fiscalía, quien pide 14 años de prisión, 75.000 euros para cada uno de los padres y 25.000 para el hermano del fallecido. El acosador ha sido declarado culpable de homicidio doloso con la agravante de abuso de superioridad. El homicidio doloso es aquel en el que se aprecia dolo, es decir, el conocimiento y la voluntad de que con el acto realizado se puede producir el resultado de muerte de una persona.

El hecho data de 2016, cuando el hostigador y la víctima se conocieron en una página de contactos. Al parecer, el joven recibió hasta 119 mensajes en tres horas solo con el ánimo de atemorizarlo y chantajearlo con la posibilidad de hacer público su número de teléfono si no mantenía relaciones sexuales con él.

A pesar de la negativa del menor, y de que le hacía saber su angustia y aflicción, el acusado continuó por el camino del atosigamiento. Y, aunque la víctima le menciono que se quitaría la vida, el acosador, siendo consciente de ello, siguió con sus exigencias. Finalmente, el menor acabó lanzándose por la azotea de un octavo piso, con resultados fatales.

Los acosadores sexuales son personas con ausencia de valores. Son obsesivos y buscan acorralar a su víctima, que nunca debe oponerse a sus deseos, a través de insinuaciones sexuales siempre con el objetivo del sometimiento. La baja autoestima que suelen tener intentan compensarla con la sensación de control y poder. Así, tratan de superar su sentimiento de inferioridad haciendo sentir al otro con menos valía.

Abyecto y deplorable. A los padres les queda el consuelo de que, según sus palabras: «por fin, después de 6 años de espera nuestro hijo puede descansar en paz».

Psicólogo clínico

(www.carloshidalgo.es)

Compartir el artículo

stats