Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mª Ángeles Pallarés

Apagón eléctrico en 39 pueblos

El Gobierno socialista está permitiendo que haya municipios de primera y de segunda en un servicio básico

El presidente de la Diputación, el socialista José Martí, se ha tomado un mes de vacaciones. Todo agosto. 30 días dedicados al descanso. Modo desconexión. Todo un mes sin obligaciones laborales… Como si no pasara nada. Como si los castellonenses no tuviesen problemas, como si no hubiese mil y un problemas por resolver en nuestras comarcas… ¿Podrá descansar sabiendo la situación que atraviesan numerosos pueblos de nuestra provincia? ¿De verdad?

Por ejemplo, ¿qué pasa con los 39 municipios castellonenses afectados por el apagón del contrato eléctrico que firmaron con la Diputación a través de la central de compras y cuyo servicio dejaron de recibir hace meses por la renuncia de la empresa?

El PSOE no ha ofrecido todavía ninguna solución a los ayuntamientos que apostaron por contratar el servicio a través de la Diputación. El Gobierno socialista del que debía ser el ayuntamiento de ayuntamientos está permitiendo que haya municipios de primera y de segunda en un servicio que es básico para cualquier ciudadano, sin importar dónde viven. Todos somos iguales.

Mientras la Diputación volvió a llevar a pleno la aprobación de una extrajudicial de crédito de suministro eléctrico por valor de casi 17.000 euros para pagar la luz de diferentes contratos de la institución correspondientes al mes de mayo, los 39 ayuntamientos afectados por la renuncia de la empresa energética se ven abocados a buscarse la vida para pagar cada mes el recibo de la luz. Un desastre.

La situación en la que se encuentra, por ejemplo, el Ayuntamiento de Moncofa, que ha multiplicado casi por cuatro el coste de la factura de la luz en el primer semestre al pasar de 115.000 euros a 432.000, lo que significa un 373% más. Es lamentable que después de tantos meses, todavía sigue sin existir informe de contratación.

Importante división

Esta situación está creando una importante división: hay municipios de primera y hay municipios de segunda en la provincia de Castellón. Algo imperdonable. La solución la tiene que dar el Gobierno de la Diputación, los ayuntamientos estamos adheridos a una central de compras que el PSOE gestiona y por eso la solución está en sus manos. Es responsabilidad única y exclusivamente de ellos.

Los 39 ayuntamientos afectados por esta situación estamos asfixiados por el pago de la luz y, por ello, exigimos a la Diputación que aporte soluciones mediante una línea de ayudas económicas para los municipios que se han quedado sin red en cuanto al contrato de electricidad se refiere. Es inaudito que el PSOE de la Diputación todavía no haya iniciado un nuevo expediente y aboque a los municipios a pagar el coste del recibo eléctrico a precio indexado de mercado.

En el caso de las localidades de menor tamaño la situación ante la escalada del precio de la luz es todavía más preocupante al contar con menos recursos. En este sentido, no tengo más remedio que poner como ejemplo a mi propio municipio. El Ayuntamiento de Canet lo Roig pagó en marzo una factura de la luz por valor de 5.800 euros, cuando en el mismo mes del año pasado fueron 1.900 euros, un 205% más, es decir el triple. Ni más ni menos. Lo dicho: un auténtico desastre.

La cosa no va bien. Pero bueno, el presidente de la Diputación, José Martí, está de vacaciones.

Alcaldesa de Canet Lo Roig y diputada provincial

Compartir el artículo

stats