Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Susana Marqués

La rueda

Susana Marqués

Más vale prevenir

Raro es el verano en que las incidencias climatológicas no se convierten en uno de los grandes problemas y que, como acabamos de vivir recientemente, acaban convirtiéndose en un verdadero drama; y es que los incendios de la última semana en nuestra provincia, no solo han destrozado decenas de hectáreas de paisajes, sino que han resultado catastróficos para la agricultura, ganadería y turismo de la zona. Pero sobre todo, han sido devastadores para muchos vecinos obligados a abandonar sus casas y pueblos para salvar sus vidas.

Las actividades de prevención, como la limpieza de montes y barrancos, son fundamentales para prevenir y controlar los incendios. Todas las tareas a realizar deben guardar un equilibrio perfecto con las acciones de conservación de la naturaleza, porque debemos actuar para prevenir. Porque cuidando activamente de nuestro entorno, contribuimos al equilibrio sostenible de un patrimonio natural que nos ha sido regalado.

Las administraciones tenemos la responsabilidad de actuar, pero necesitamos de la colaboración de los vecinos y de cada propietario a la hora de mantener limpia y en buen estado de conservación su parcela. Así lo entendemos desde el Ayuntamiento de Benicàssim y, por ello, además de contar con la recién aprobada Ordenanza Municipal sobre limpieza de Parcelas, programamos una serie de actuaciones preventivas todo el año como son los trabajos de mantenimiento sobre el anillo perimetral de seguridad en la zona de urbanizaciones de montaña, desbroce del cauce y trama urbana de los barrancos, así como la limpieza de imbornales para la evacuación de aguas ante posibles lluvias torrenciales. Un compromiso con las generaciones presentes y futuras a las que debemos garantizar un cuidado del medio ambiente y bienestar social.

Pero la responsabilidad no puede recaer exclusivamente sobre los municipios o sus vecinos. Se impone ya un compromiso político, moral y ético por parte de la Generalitat, que debería comprender la necesidad de mantener libres de combustibles forestales nuestros montes todo el año, dotando de más y mejores medios a las brigadas de mitigación para realizar las limpiezas durante los meses de invierno. Y eso es lo que clamamos los Ayuntamientos, más medidas preventivas y no visitas de postal.

*Alcaldesa de Benicàssim

Compartir el artículo

stats