Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Chiva

TRIBUNA SINDICAL

Vicente Chiva

Otoño ¿caliente?

La patronal debe de hacer un esfuerzo para firmar un convenio que esté a la altura que se merece

La cerámica, que es el sector estrella de la provincia, está con el convenio paralizado, siempre hemos tenido la responsabilidad de llegar a acuerdos, pero está vez la patronal debe de hacer un esfuerzo para firmar un convenio que esté a la altura que se merece, aún sabiendo que la situación energética es difícil, un convenio que invite a los jóvenes a trabajar en este sector, ya que ahora mismo no es un sector atractivo para los trabajadores más jóvenes. La cerámica necesita más valor añadido en el convenio, y no es una contradicción porque el convenio es necesario que tenga una estructura fuerte y a su vez interesante para el futuro de los trabajadores y de las empresas. Si queremos un sector fuerte y estable para el futuro inminente, necesitamos esa fortaleza en la base.

El sector cerámico de Castellón está preparado tecnológicamente y tiene trabajadores especializados, solo falta darle el empuje de valor añadido a trabajadores y empresarios.

Tal y como está el IPC, debería de estar claro que los trabajadores deberían tener aumentos salariales acordes a la situación económica del momento, pero está claro que todo está en contra de esas necesidades para la clase trabajadora. Parece ser que si suben los salarios entramos en un círculo vicioso y no ayuda a la inflación, ni a los empresarios, como si esta medida fuese la fruta prohibida del edén. Y es que, a perro flaco todo son pulgas, los trabajadores siempre somos el último eslabón de la cadena y tenemos que arreglar todos los problemas perjudicándonos.

Cuando los beneficios son brutales, los trabajadores no son partícipes de esa diferencia, sin embargo sí que quieren que asumamos el desproporcionado incremento del coste energético, para seguir manteniendo los beneficios. Y somos conscientes del incremento de los precios de las materias primas y del gas, pero ello no es excusa para que no se reconozca en el convenio, un incremento en el que bajo ningún pretexto haya pérdida del poder adquisitivo. O dicho mas claramente, sí o sí, ha de ir ligado al IPC.

Ahora se han sacado de la manga un pacto de rentas, y claro tenemos que negociar a nivel estatal, a ver si así ponen paz a un otoño caliente y un invierno ardiendo, y con nuestro sentido de hacer lo mejor posible por los trabajadores de este país estaremos ahí, pero no nos lo van a poner fácil nadie, ni gobierno ni patronal, nos intentan convencer que tenemos la responsabilidad de no destruir puestos de trabajo, después como siempre ya se encargarán de seguir cargando contra los sindicatos. Señores, los trabajadores no sabemos tanto de economía, solo sabemos comprar en el supermercado nuestras necesidades diarias, y de vez en cuando tomarnos algo en una terraza para vivir también un poco.

Pero no por todo esto nos vamos a flagelar, tenemos que pelear por nuestros derechos y sobre todo por nuestro salario, como siempre. Aunque venimos de muchos años tranquilos con IPC bajos, y eso ha contribuido a tener tranquilidad, ahora todo cambiará, porque la necesidad de tener aumentos salariales dignos y acordes a la situación actual, va a hacer que los trabajadores reclamemos como siempre esos aumentos en nuestra nómina.

Desde la federación de UGT que represento así lo haremos, plantaremos cara a este problema, con la ayuda de todos los que se quieran sumar, con decisión, valentía y cargados de motivos.

Así pues, carguemos las pilas para después de las vacaciones, porque estaremos cargados de razón, y solo juntos podemos cambiar las cosas.

*Secretario General de FICA UGT Comarques de Castelló

Compartir el artículo

stats