Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joaquín Serrano

punto de vista

Joaquín Serrano

Estrés positivo

El estrés es el desequilibrio entre las demandas del medio y los recursos que la persona posee para hacerles frente. Normalmente se percibe como algo negativo. Nos lo causan las exigencias y las preocupaciones del día a día, la competencia, los múltiples problemas laborales, la falta de tiempo o pensamientos neuróticos. Sobre todo si se mantiene en el tiempo, puede producirnos nerviosismo, ansiedad, tristeza, insomnio, irritabilidad e incluso depresión. Pero las situaciones estresantes pueden ser reales o solo percibidas como amenazantes. Hay que superarlo y transformarlo a nuestro favor. 

El estrés también puede ser positivo. Si tienes mucho trabajo es mejor que si estás en paro. Puede servir para que estemos alerta y motivados, nos hace proactivos, más productivos y creativos y nos estimula para enfrentarnos a los problemas. La solución la tenemos en nuestras manos. Quizás no podamos cambiar las circunstancias externas pero sí nuestra manera de afrontarlas, haciéndolo con calma y alegría y adaptar nuestra actitud al medio. 

Hay que gestionarlo positivamente y hacer cambios, o en la situación, que muchas veces es difícil o imposible; o en la respuesta que le damos, que siempre es posible. Hace falta inteligencia emocional, autocontrol y autoconfianza. Si lo logramos obtendremos muchos beneficios, empezando por levantarnos con energía y dispuestos a afrontar lo que venga con optimismo. Entonces habremos ganado nosotros y podremos tener bienestar personal, calidad de vida, buena salud emocional y física y ser felices.

Notario y doctor en Derecho

Compartir el artículo

stats