Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estudio en las cárceles

Varón de 35 años y borracho, el perfil del causante de muertes en la carretera

Cada penado por su imprudencia letal con el coche causó una media de entre cinco y seis víctimas

Foto tomada por los bomberos en un accidente de tráfico en Pinoso (Alicante), en octubre pasado.

El autor de homicidios imprudentes en la carretera responde a un perfil muy mayoritario de varones con una edad media de 35,3 años y escasa capacitación para conducir en el momento del siniestro. En casi un 65% de los casos estaba bajo los efectos del alcohol, el tóxico que aparece de forma mayoritaria en este tipo de casos.

Son los resultados de un estudio realizado por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias sobre la parte de la población que está entre rejas por haber matado con una conducta irresponsable en el tráfico.

En el sistema penitenciario bajo mando del Ministerio del Interior hay en estos momentos cumpliendo pena 53 personas por el delito de homicidio imprudente con vehículos a motor. Siete de ellas están en libertad condicional. Del total, 49 son hombres, el 92,5 del total, y en un 88,7% españoles.

La edad que tenían en el momento de los hechos es de media 35,3 años -con una franja amplia (24%) de autores de entre 26 y 30 años- y el momento más frecuente de la comisión del delito es la noche. Sus accidentes mortales tuvieron lugar de forma mayoritaria entre las 21 horas y las 8 de la mañana de un día de fin de semana. Es la franja más letal en la carretera... y también en la calle, pues en el 88,7% de los casos el escenario fue una carretera de doble sentido o una zona urbana.

Muchas víctimas

Este tipo de homicidios deja un gran reguero de dolor. Según las conclusiones del estudio de Instituciones Penitenciarias, los 53 penados causaron 61 muertos y 293 heridos de diversa consideración. Son entre cinco y seis víctimas por cada uno de los conductores temerarios que ingresa en prisión.

Uno de cada tres muertos era un peatón. El exceso de velocidad, la invasión del carril contrario y la de zonas peatonales son los hechos mayoritarios en los que le causaron la muerte.

“Para nosotros es muy importante ayudar en la labor de concienciación social: el binomio alcohol y vehículo a motor debe ser incompatible”, dice el director general de Reinserción y Ejecución Penal, Miguel Ángel Vicente, en una nota hecha pública por Instituciones Penitenciarias.

El Congreso de los Diputados concluye este jueves la tramitación de la modificación del texto refundido de la Ley de Tráfico, en el lo referido a la licencia de conducción por puntos, con el debate de las enmiendas introducidas por el Senado en ese proyecto de ley.

Inestables y antisociales

El delito de homicidio imprudente al volante no cuenta con muchas condenas, pero sí con un peso específico en el cuadro delictivo del país: representa uno de cada cinco homicidios que se cometen en España. La condena media por homicidio imprudente en España de 1.438 días en los hombres, y de 1.140 en las mujeres. La reincidencia en conductas delictivas y la conducción de vehículos robados son conductas muy conectadas al fenómeno.

Según las conclusiones del estudio penitenciario, los rasgos más destacados y repetidos de los condenados por delitos contra la seguridad vial (con o sin resultado de daños personales a terceros) son tres: el primero, el consumo abusivo de alcohol, cannabis y cocaína, una acusada dificultad para la gestión de sus emociones, ya sea la ira, la ansiedad o la tristeza, y una "tendencia a la impulsividad y rasgos de personalidad antisocial".

El estudio profundiza en los antecedentes de los condenados por homicidio imprudente, y detecta dos mitades en el grupo de estudio: los hay que tienen "escasa o ninguna carrera delictiva", pero también una mitad de los autores de estas muertes que repiten en prisión. Un 61% había estado entre rejas alguna o varias veces entre 1998 y 2015.

Compartir el artículo

stats