Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abusos sexuales

Investigan a un profesor de judo y artes marciales de Elche por abusos sexuales a 11 niñas

Un juzgado ratifica la prisión provisional del instructor detenido por la Policía Nacional, dueño de un gimnasio de Elche que ahora está cerrado - Los hechos denunciados ocurrieron hace varios años, cuando las víctimas tenían entre 8 y 13 años

La Comisaría de Elche, donde se investigan los hechos.

Un juzgado de Elche mantiene en prisión desde principios del pasado septiembre a un profesor de judo artes marciales, de 60 años, como presunto autor de abusos sexuales a al menos once alumnas de entre 8 y 13 años de edad, según han confirmado a este diario fuentes cercanas al caso. Los hechos investigados ocurrieron presuntamente hace varios años en un gimnasio del barrio de Carrús y alguna de las jóvenes denunciantes es actualmente mayor de edad. La denuncia de la familia de una menor ante la Policía Nacional propició el pasado julio una primera detención del monitor de judo, aunque quedó en libertad con cargos. No obstante, la Policía recibió en agosto una segunda denuncia y realizó nuevas pesquisas que concluyeron con la localización de más víctimas, hasta llegar a once, incluyendo la primera menor. Por ello, el profesor fue detenido de nuevo el pasado 6 de septiembre.

Dos de las once presuntas víctimas de los abusos se encuentran en tratamiento psicológico por trastornos de conducta a causa de los hechos denunciados. Precisamente fue el comportamiento anómalo de una de las jóvenes lo que despertó las primeras sospechas entre el personal del centro escolar donde estudia.

El maestro de judo investigado niega los abusos denunciados, pero está en la prisión de Fontcalent desde el 8 de septiembre. La semana pasada, el juzgado de Instrucción número 3 de Elche ratificó el encarcelamiento acordado por otro juzgado que estaba de guardia cuando pasó a disposición judicial.

Los investigadores de la Brigada de Policía Judicial de Elche mantienen abiertas sus pesquisas con el fin de localizar a más víctimas, ya que sospechan que seguramente el profesor podría haber abusado presuntamente de más alumnas, según indicaron las fuentes consultadas.

El gimnasio del profesor denunciado se encuentra cerrado y la Policía Nacional de Elche ha solicitado que se acuerde oficialmente el cese de la actividad en dicho establecimiento y la inhabilitación del instructor de judo y artes marciales para dar clases a menores de edad.

La investigación se inició después de que la Comisaría de Elche recibiera una denuncia por presuntos abusos sexuales a una menor cuando tenía unos ocho años. El denunciado era un conocido maestro de artes marciales y monitor de judo que tiene un gimnasio en Elche desde hace algo más de tres décadas y la denunciante desveló que sufrió tocamientos en sus partes íntimas y que no había sido la única que sufrió los presuntos abusos.

Los agentes de la Brigada de Policía Judicial de Elche comenzaron sus pesquisas para identificar a más víctimas para tomarles declaración como perjudicadas pero se encontraron con una dificultad añadida, ya que alguna de ellas es hija de amigos del profesor de judo ahora encarcelado y algunos padres también acudían al mismo gimnasio, según fuentes próximas a la investigación.

No obstante, los investigadores fueron recabando datos y las denuncias fueron aumentando hasta llegar a un total de once.

La Policía Nacional detuvo al profesor de judo y artes marciales y tras decretar su ingreso en prisión el juzgado de guardia de Elche el pasado 8 de septiembre, el juzgado de Instrucción número 3 de Elche, encargado de dirigir la investigación rechazó la semana pasada su puesta en libertad provisional y decidió mantener su situación de privación de libertad.

Además de los tocamientos libidinosos, una de las denunciantes asegura que le obligó a masturbarle en una ocasión.

En las denuncias también se recogen diferentes conductas de exhibicionismo, ya que tenía el profesor tenía su vestuario junto al de las menores y las víctimas afirman que les enseñaba el pene, entre otras actuaciones relatadas por las alumnas.

Para el juzgado que investiga el caso, existen indicios racionales de nueve delitos continuados de abuso sexual a menor, un delito de abuso sexual a menor y otro de exhibicionismo.

Compartir el artículo

stats