Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reyerta

Detenido tras intentar apuñalar a un joven en el corazón en Huesca

Ambos coincidieron en un bar de Huesca y se pelearon por una mujer

Reconstrucción de la agresión por parte de la Policía Nacional. EP

El exnovio de una mujer y su actual pareja coincidieron en un bar de Huesca. Nada más verse iniciaron una discusión y cuando uno le gritó "mamahuevo" al otro este sacó un cuchillo y trató de apuñalarle en el corazón. El arma blanca llegó a rasgarle la cazadora, pero los buenos reflejos de la víctima evitaron la tragedia. Tras una investigación por parte de la Policía Nacional, el sospechoso ha sido detenido.

La agresión ocurrió a principios de mes, sobre las 21.00 horas, frente a un bar de la calle San Lorenzo de la capital altoaragonesa. Unos agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana que se encontraba por la zona fue alertada de la reyerta y de forma inmediata se desplazaron hasta el lugar. Allí ya solo se encontraron a la víctima, que llevaba un corte en el abrigo a la altura del pecho y un corte en el dedo. Había intentado repeler la agresión con las manos.

 El joven explicó a los agentes que no conocía de nada a su agresor, que estaba con una amiga y que el sospechoso molestó a la chica y que este le paró los pies. Pero insistió y al exigirle que la dejara en paz, la respuesta fue esgrimir «un cuchillo panadero e ir a por él». En paralelo, los agentes intentaron tomar declaración a dos mujeres que fueron testigo de los hechos, si bien, tal y como destacaron en su atestado, la actitud no fue colaboradora.

Al día siguiente sí habló una de ellas. Afirmó que al autor se le conoce como el Pariente y que estuvo toda la tarde bebiendo en el bar. Que en un momento dado llegó una chica a la que esta persona le cogió de la cintura mientras hablaban.

Todo quedó ahí hasta que llegó el novio de la chica y el agresor, identificado posteriormente como W. M. C., de 33 años, en situación irregular en España y sin antecedentes policiales, se acercó a ambos y les dijo: "Soy un hombre". No se quedó ahí y luego le espetó: "Tú y yo somos hermanos de leche, compartimos la misma mujer" y la víctima fue hacia él a pedirle que se fuera. Momento en el que el agresor esgrimió el arma blanca.

Esta mujer no pudo decirles el nombre del autor, pero sí que era hermano de una camarera de un bar cercano. Esa información más los datos que ofreció el agredido: que podría ser dominicano, tez morena, complexión fuerte y que tiene teñido de rubio la parte superior del pelo, llevó a la Policía Judicial de la Comisaría de Huesca al sospechoso. 

Supieron, además, que una persona que respondía a esa descripción había ido al hospital porque había sido agredida con un taburete de madera. Tras las pesquisas pertinentes, los agentes dieron con el joven que acabó siendo detenido como supuesto autor de un delito de homicidio en grado de imprudencia. Los policías consideran que la intención fue la de apuñalarle en el corazón tanto por la zona en la que están los cortes de arma blanca en la cazadora, como por el hecho que la testigo reconoció que tuvo que mirar para otro lado porque pensaba que le habían clavado un cuchillo en el pecho. Tras oírlo en declaración por el juez, defendido por el abogado Alejandro Giménez Planas, quedó en libertad con retirada del pasaporte.

Compartir el artículo

stats