La provincia de Alicante cuenta con 130 abrigos rocosos, cuevas, covachas o barrancos que esconden pinturas dibujadas en la Prehistoria, una cifra que hace que supere en número a todas las demás provincias mediterráneas de España.

Aunque en los últimos tiempos las investigaciones han avanzado bastante, los arqueólogos aún continúan discutiendo sobre las interpretaciones y significados de estas pinturas.

Un arte tan misterioso como apasionante que precedió a todas las demás manifestaciones artísticas que ha creado la humanidad y que ahora son parte del reclamo turístico de la provincia.

El arte rupestre Levantino, a su vez, también cuenta con varias vertientes. Por un lad,o están las pinturas que intentaban imitar la realidad; por ejemplo, para dibujar a un hombre a veces se ponía un palo con un círculo arriba, dos líneas a los lados y otros dos abajo, quedando claro que es un hombre, aunque no se incluyeran detalles como pies, dedos, nariz, ojos, etc.

La gran particularidad del arte mediterráneo español es que aporta, además, un estilo propio conocido como «Macroesquemático». Se trata de una variante del arte abstracto; son símbolos pintados, mucho más grandes de lo normal.

Una pintura rupestre de este tipo suele medir unos 10 cm y en los abrigos de la provincia de Alicante se pueden encontrar hasta de un metro de longitud.

Un rico patrimonio

Las pinturas ubicadas en el Pla de Petracos, al margen izquierdo del Barranco del Cúmulo en término municipal de Castell de Castells, están consideradas como las primeras halladas que representan más puramente el estilo «macroesquemático» levantino.

Descubierto en 1980 por miembros del «Centre d’Estudis Contestans», está compuesto por ocho abrigos de los que cinco presentan motivos pintados perfectamente visibles.

El MARQ completa la oferta para conocer la Prehistoria de las tierras alicantinas

Las realizaciones macroesquemáticas, con una antigüedad de 8.000 años, se observan bien en cuatro abrigos próximos, destacando la representación de la figura del orante por su tamaño y posición centrada.

Enfrente del mismo, a unos metros de la pared rocosa sobresale en el terreno una gran piedra que podría tener relación con el significado de las representaciones pictóricas.

En un abrigo, separado de este conjunto, se descubrió un pequeño pero excepcional motivo de Arte Levantino, de 3.000 años de antigüedad, en el que se puede ver un ciervo herido, que representa parte de una escena de caza de la que solo se ha conservado la presa.

Se trata de una manifestación prehistórica cronológicamente posterior a las propias del «Arte Macroesquemático».

Arte rupestre en Alicante.

Arte rupestre en Alicante. ED

El Pla de Petracos es uno de los mejores yacimientos con arte rupestre de la Comunitat Valenciana. En los tiempos en que se realizaron las pinturas era un santuario, un lugar de encuentro y culto de gentes unidas por profundas creencias, en las que la fertilidad y la fecundidad, el ciclo agrícola o los vínculos familiares cobraban un especial protagonismo.

Aunque este se considera el de mayor relevancia y antigüedad, también se pueden encontrar pinturas muy valiosas en otros lugares como en el Barranc de la Fita (en el término de Famorca), el Barranc de Beniali (en la Vall de la Gallinera), el Barranc de l’Infern (en Vall de Laguart), el Barranc del Salt (en Penáguila) o La Sarga (Alcoi), entre otras.

En total son 28 las localidades alicantinas que cuentan con restos rupestres, y aún hoy se siguen descubriendo nuevos.

A diferencia del norte de España, en esta zona las pinturas no suelen estar en el interior de oscuras cavernas, sino que pueden ser vistas fácilmente desde el exterior.

Por ello, en las sierras alicantinas se cuenta con muchos abrigos de poca profundidad, ya que la mayoría de las montañas están constituidas por piedras calizas que son fácilmente erosionadas por el agua de las lluvias que dan lugar a estas pequeñas entradas.

Rutas senderistas

Desde hace algunos años se ha puesto muy de moda combinar las pinturas rupestres con el senderismo rural. Muchos excursionistas organizan escapadas por la montaña para pasar el día, y como colofón, poder presenciar de primera mano estas valiosas pinturas únicas en el mundo.

Normalmente los abrigos suelen estar vallados para que los visitantes no puedan dañar los dibujos, aunque perfectamente se pueden observar a tan solo unos pocos metros de distancia.

Algunos ayuntamientos alicantinos incluso organizan rutas de este tipo, sobre todo en temporada alta. Así mismo, en varios lugares existen paneles informativos sobre el origen de las pinturas para que los turistas puedan realizar las visitas de forma individual y sobre todo para que el visitante sepa la importancia del civismo y la conservación de estas piezas históricas únicas.

Teoría de Museo

Para ampliar información sobre la Prehistoria en el Mediterráneo español, se recomiendo a todos los interesados en este arte hacer una parada en el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ). Se trata de uno de los museos arqueológicos más modernos de España y en él se pueden encontrar sobre un millar de piezas pertenecientes a aquellos primeros habitantes que poblaron las tierras alicantinas hace unos 100.000 años.

En el MARQ están expuestos objetos prehistóricos de gran valor como las armas que usaban los primeros cazadores y recolectores, las herramientas empleadas por los pioneros agricultores y pastores alicantinos o los primeros metalúrgicos.

Además, el museo cuenta con varias salas temáticas y en una de ellas se recrea cómo es realizada una excavación arqueológica en una cueva o abrigo. Una experiencia sin duda muy enriquecedora para cualquier interesado en los albores de la especie humana.

Rutas en la provincia de Alicante.

Rutas en la provincia de Alicante. ED

Como se puede observar, bien sea al exterior o en un museo, se puede disfrutar de la riqueza prehistórica que los primeros pobladores dejaron en los rincones de la provincia y que hoy completan la oferta que la provincia de Alicante ofrece a quienes apuestan por ella para desconectar y conocerla sobre todo un poco más.

 Si quieres respirar aire puro pero, sobre todo, conocer los grandes secretos de la Prehistoria alicantina, la oferta rupestre es la clave.