Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

34 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE TEATRO

Vila-real aplaza el FITCarrer hasta octubre para garantizar la calidad

Cultura alude a motivos económicos y burocráticos para la toma de esta decisión. La nueva dirección del evento ya había avanzado trabajo para celebrarlo en mayo

El año pasado, por la situación sanitaria, el festival ya se organizó para los primeros días de octubre. ERIK PRADAS

El 34 Festival Internacional de Teatre de Carrer de Vila-real (FITCarrer), que estaba previsto celebrar el próximo mes de mayo, tendrá lugar en octubre aunque la fecha todavía no está cerrada. Una carta compartida en redes sociales, cuyo contenido han confirmado tanto la edila de Cultura, Rosario Royo, como la directora del evento, Sara Recatalà, apunta a que «por motivos ajenos al departamento, en estos momentos no se dan las condiciones para garantizar los estándares de calidad que FITCarrer Vila-real merece»

Así, en el texto firmado por la concejala se apuesta por aplazar el festival al octubre «momento en el que se darán mejores condiciones para garantizar la proyección y excelencia que siempre ha acompañado a nuestro Festival Internacional de Teatre de Carrer». 

En declaraciones a Mediterráneo, Royo ha insistido en que «desde el equipo de gobierno se apuesta por celebrarlo este año --en octubre, como en 2021 aunque en esa ocasión a causa del covid-- para no perder nada y que las compañías participen dignamente». 

Situación económica y burocracia

La responsable de Cultura ha apuntado a dos motivos principales por los que ha optado por esta decisión: la situación económica del Ayuntamiento, que ahora debe estar preparado para las necesidades que puedan derivarse de la guerra en Ucrania ya que «hay que ser sensibles a la realidad», y los trámites burocráticos, cuyos plazos podrían dificultar llegar a la celebración del festival en condiciones.

La concejala, que ha defendido la apuesta por la empresa local también en este evento, ha asegurado que está dispuesta a reunirse con los profesionales del sector para explicarles su postura y «dar la cara».

Por su parte, la responsable del certamen de teatro, que se estrenará en el cargo en la edición de este año tras tomar el testigo de Pau Ayet, ha apuntado que esta decisión, a dos meses vista del momento previsto para la celebración, «trastoca los planes, la verdad» porque el trabajo organizativo ya había comenzado aunque, por otra parte, también ha valorado que este impass les puede ayudar a consolidar algunas iniciativas. Con todo, ha apuntado Recatalà, si al final se consiguen ofrecer mejores condiciones a los artistas, la decisión «es bastante sensata».

Este evento de artes callejeras arrancó en 1988 y es uno de los festivales con más solera y proyección de cuantos acoge la ciudad considerado incluso «buque insignia» de la marca de Ciudad de Festivales por el equipo de gobierno. Organizado en los últimos años pre-pandemia en el mes de mayo, la edición del 2020 tuvo que ser suspendida por la situación sanitaria y la del año pasado, que tuvo lugar del 1 al 3 de octubre, citó a 17 compañías, cuatro de ellas locales y otras tres internacionales. El evento contó, según fuentes municipales, con 150.000 euros de presupuesto y la colaboración del Instituto Valenciano de Cultura y el Ministerio de Cultura. 

Compartir el artículo

stats