Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

El ‘Expediente del 9’ del Villarreal se cobra dos víctimas: Alcácer y Boulaye Dia

La ausencia de Gerard ha venido acompañada de un cambio de sistema y la suplencia de los otros ‘9’

Paco Alcácer, en un entrenamiento del Villarreal en la Ciudad Deportiva.

La sombra de Gerard Moreno sigue siendo muy alargada en el Villarreal. Su ausencia no solo ha dejado huérfano de goles al equipo, sino también le ha privado de uno de los principales armadores del juego ofensivo. El 7 es el chico que sirve para todo, igual te presiona en banda y te roba un balón, da una asistencia de gol, lo marca o lo salva en el área propia. Es un jugador vital para Unai Emery. 

Su baja ha obligado al técnico a reformular su planteamientos, después de intentar el cambio de pieza por pieza con Alcácer o Boulaye Dia. Otra cuestión era el equilibrio táctico que aportaba al juego global del equipo el trabajo de Gerard. La cuestión es que sin él el técnico ha buscado una fórmula para que la balanza ataque-defensa no presentara diferencias considerables en el cómputo global, en resumen, que la manta tapara los pies y cubriera la cabeza.

Las combinaciones

 En València comenzó a utilizar a Moi Gómez como falso delantero o centrocampista más adelantado. En esa posición se ha incrustado a Manu Trigueros y el talaverano, como siempre, está ofreciendo un rendimiento notable, supliendo aspectos que no están en consonancia a sus características como la velocidad, con su gran visión, inteligencia y el indudable talento que posee.

Los grandes damnificados de este planteamiento han sido Boulaye Dia, fichaje de relumbrón de este verano, y Paco Alcácer, el jugador por el que el Villarreal ha pagado su traspaso más alto, cifrado en aproximadamente 23 millones de euros al Borussia de Dormund en enero de 2019. 

Es evidente que el papel de Alcácer ha ido perdiendo relevancia a pasos agigantados. Su participación en la Champions se reduce a un partido en Old Trafford, donde marcó su único tanto de la temporada, y a cuatro titularidades en la Liga, más tres entradas al campo como suplente, completando solo 343 minutos de juego. Cero goles y tan solo dos asistencias ante el Elche y Getafe. 

El caso de Boulaye Dia es similar. Solo ha marcado un gol en partido oficial. No se ha estrenado en sus cuatro participaciones en la Champions (dos titular) y solo ha visto puerta en el partido ante el Cádiz en Liga, con solo cinco encuentro partiendo en el once desde el principio. 

Sin delantero centro de referencia

La cuestión es que Emery ha decidido jugar sin delantero centro de referencia desde el inicio, colocando a dos puntas más abiertos a bandas como Danjuma y Yeremy Pino o Samu Chukwueze. Incluso, ante el Barcelona, con el marcador con empate a uno, optó por la opción de continuar sin un 9 y dio entrada a Dani Raba, con quien apenas había contado, y dejar sentados en el banquillo a los dos delanteros centro. 

La interrogante ahora, cuando la vuelta de Gerard se apunta cercana, incluso para el partido ante el Sevilla del sábado 4 de diciembre o el partido ante el Atalanta en Champions, es cómo reordenará el equipo Emery. ¿Jugará con dos puntas? ¿Volverá al 4-3-3? ¿O optará por un 4-4-2 para mantener el equilibrio táctico? De momento, Dia y Alcácer parecen no contar ni como recurso de los minutos finales como se vio ante el Barça. 

Compartir el artículo

stats