Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

La crónica | Pedraza se reivindica ante el Mallorca y lleva al Villarreal hasta la victoria (3-0)

El lateral andaluz lidera a un Submarino que se sobrepuso a las bajas y se reencontró con el triunfo

Pedraza celebra el primero de los tantos del Villarreal ante el Mallorca

A tenor de las numerosas bajas en la parcela ofensiva, a las que se sumó Gerard Moreno en la previa del encuentro, muchos podían pensar que el del Mallorca iba a ser un partido sin demasiadas ocasiones de gol. Pero todo lo contrario. Jugadores como Alfonso Pedraza, Alberto Moreno o Manu Trigueros se pusieron el mono de trabajo, adquirieron ese papel protagonista que de ellos se espera y se vio a un Villarreal con las ideas claras y fuerte arriba, creando bastantes jugadas de peligro. Incluso más que en algunos partidos.

Y eso permitió el reencuentro con la victoria tras el último traspié en Elche. Tal fue el inicio del choque que pronto llegó el primer tanto. Fue tras dos primeras aproximaciones sin excesivo peligro --una para cada equipo-- y en una jugada desafortunada para el Mallorca, que vio cómo Russo introducía en su propia portería un balón que llegaba desde la izquierda, tras un gran centro de Pedraza al que ya esperaba Trigueros en el interior del área balear.

Era el minuto 12 y el partido se ponía muy de cara para el conjunto de la Plana Baixa, que tenía en Pedraza a su hombre más enchufado, como queriendo demostrarle a Unai Emery que es él el hombre que necesita  para darle luz al equipo ahora que las lesiones y otros menesteres (léase el covid o la disputa de la Copa de África) han dejado muy debilitada a su plantilla en estos momentos.

Tantas ganas le puso el lateral zurdo cordobés que él solo fabricó el segundo tanto del Villarreal mediada la primera parte. Un gol materializado por Manu Trigueros pero que subió al marcador después de que Parejo enviara el balón desde el área grogueta hasta el centro del campo, donde esperaba Iborra para pasársela a Pedraza y este, con un gran centro de nuevo por su banda, le dejaba el balón en bandeja al centrocampista de Talavera para que este la introdujera en la portería del Mallorca.

Gran arranque

El Submarino tenía el partido donde quería y se le presentaba el mejor escenario porque tampoco es que el equipo de Luis García estuviera haciendo mucho. De hecho, hasta el 2-0 tan solo tuvo Rulli que emplearse --y hacerlo con grandes reflejos-- para salvar un remate a bocajarro de Amath a pase del exgroguet Take Kubo. Y esa era la línea que se debía mantener para afrontar con garantías la segunda parte.

Sin embargo, tras el paso por vestuarios, el Villarreal experimento un pequeño bajón del que el Mallorca intentó sacar petróleo. Por fortuna, cuando más sufría el Submarino, tampoco le salieron las cosas a los bermellones y Fer Niño --cedido por el Submarino hasta final de temporada-- envió un cabezazo alto cuando estaba solo frente a Rulli, y Pedraza se multiplicó para desbaratar minutos después una internada de Take Kubo en la frontal.

La empanada duró hasta que Mario se sacó de la chistera un potente lanzamiento a bocajarro desde la frontal que detuvo Leo Román y hasta que Alberto Moreno buscó el tercero con otro fuerte chut que también desbarato el portero del Mallorca. Y después llegó la jugada con incertidumbre y revisión del VAR en una caída de Jackson dentro del área que finalmente fue penalti y Parejo convirtió en gol para darle al Villarreal una victoria tras un gran trabajo en equipo. En mayúsculas.

Compartir el artículo

stats