Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Entrevista | Trigueros: "No me veo en otro club que no sea el Villarreal"

El centrocampista talaverano es el 'One Man Club' del Submarino y tras una década en el primer equipo considera que "tiene cuerda para rato"

Manu Trigueros, toda una trayectoria como jugador del Villarreal. VILLARREAL CF

Es la antítesis del futbolista actual. No lleva tatuajes --ni se le esperan--. Si sale en Instagram, no es precisamente para hacerse un selfi en un yate. Se le puede ver con un libro en sus ratos libres e hizo Magisterio de Educación Física en el CEU en Castelló, como uno más. Incluso en clase pasaba inadvertido al no llegar al aparcamiento con un flamante coche deportivo.

Esa es la esencia de Manuel Trigueros Muñoz (Talavera de la Reina, 17/10/1991), una persona cercana, sencilla y, sobre todo, un futbolista humilde. Y lo es, sencillamente, porque se comporta en el año 2022 de la misma forma que lo hacía cuando llegó a la Cantera Grogueta procedente de La Masia del Barcelona, en 2010. Con esa forma de ser, introvertido de puertas para afuera, pero cercano en la distancia corta, Trigueros se ha ganado el corazón de sus compañeros, de los aficionados y del club. Y con su trabajo, sacrificio diario y calidad, la confianza de todos y cada uno de los entrenadores que ha tenido. 

‘One man club’

El centrocampista amarillo podría considerarse un One Man Club, que en jerga anglosajona es la de ese futbolista que solamente ha militado en el mismo primer equipo, en este caso en el Villarreal. Desde que le dieran la alternativa con los mayores en 2012, Trigueros únicamente ha vestido la camiseta del Submarino, y ya han pasado 10 años.

¿Y cuál es su secreto? Seguir siendo el mismo desde que llegó. Hasta tal punto, que en estos momentos es el futbolista que más veces ha vestido la camiseta del Villarreal en partido oficial, un total de 425 veces, empatado con el excapitán y leyenda Bruno Soriano; y dos más que el tercero, su amigo y todavía en activo Mario Gaspar, que tiene un total de 423.

Los 425 partidos disputados hasta la fecha por Trigueros se reparten en 293 de liga en Primera División, 37 partidos en Segunda con el primer equipo, 53 encuentros de Europa League, 31 partidos de la Copa del Rey y 11 de la Champions. ¡Casi nada!

La humildad, su secreto

"Desde que llegué en 2010 solo tenía en la cabeza el primer equipo", dice esbozando una sonrisa mientras atiende a Mediterráneo desde uno de sus retiros vacacionales en el sur de Tarragona.

El talaverano recuerda que trabajó "duro para ser reclamado para el primer equipo y Marcelino fue el que realmente depositó toda su confianza en mí". "Marce ha sido clave en mi carrera y le estaré eternamente agradecido", comenta haciendo alusión a su salto a la élite en Segunda División, ya que Trigueros fue uno de los artífices de que el Villarreal regresara a las primeras de cambios a la máxima categoría nada más descender.

Pero si en algo se caracteriza Manu, es de no tener altibajos en su carrera, siendo cada una de las 10 temporadas que acumula igual de regular en cuanto al número de compromisos jugados. "Todos los entrenadores que he tenido han confiado en mí, y con todos he jugado mucho", comenta. "La verdad es que no es fácil mantener la media de partidos jugados por temporada que acumulo durante 10 años, para mí eso tiene muchísimo mérito", arguye.

Además, evidentemente, le agrada y le sonroja ser historia viva del club. "Es un orgullo ser el jugador que más partidos oficiales ha jugado en el Villarreal junto a mi amigo Bruno. Y además, ahí tengo detrás a Mario, otro amigo personal, que hemos pasado juntos parte de nuestras vidas unidos por el Villarreal", expone.

Amor por el Villarreal

Dada su dilatada trayectoria en el club, Trigueros se define como «un groguet más». "Siento el Villarreal como algo mío: me he criado aquí, me he formado aquí, me he hecho profesional aquí y he vivido grandes éxitos aquí...", argumenta, añadiendo que, pese a llevar 10 temporadas en el primer equipo, "me queda contrato hasta el 2025, que son tres temporadas más, y todavía me queda cuerda para rato".

Al respecto, en momento alguno se le pasa por la cabeza pensar en jugar, de aquí a que se retire, en otra entidad. "Sinceramente, no me veo en otro club que no sea el Villarreal", sentencia.

"Aquí soy feliz, en esta provincia he formado una familia y le estoy eternamente agradecido al Villarreal, que es un club que se porta y siempre se ha portado muy bien conmigo", añade.

Ambiciones deportivas

Trigueros ha vivido el crecimiento deportivo del Submarino como club, conquistando la Europa League y alcanzando las semifinales de la Champions League. "Este es un club exigente y aquí no te puedes relajar. Por eso estoy orgulloso de poderme mantener tantos años jugando en el Villarreal", razona el centrocampista.

Y dado a que piensa como lo hacen las altas esferas del club, quiere más. "Ahora afrontamos otro reto bonito como la Conference League, competición en la que aspiramos a lo máximo"», indica, confesando que "donde realmente tenemos una espinita clavada es en la Copa del Rey". "Le debemos una final de Copa del Rey a nuestra afición y que podamos aspirar a ganarla. No sé por qué, es una competición que se nos atasca, y eso debe cambiar", finaliza el One Man Club del Submarino. 

Compartir el artículo

stats