+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

los consistorios de la provincia salen de la crisis

Los ayuntamientos tiran del empleo y crean casi 300 plazas en 6 meses

El Estado y la Generalitat continúan adelgazando aunque anuncian más oposiciones para este 2018. Tras años de ajustes, los municipios vuelven a contratar y su plantilla supera las 6.600 personas

 

Dos operarios del Ayuntamiento de Castellón en labores de limpieza. - MEDITERRÁNEO

ELENA AGUILAR
14/01/2018

Los ayuntamientos son una de las administraciones más saneadas. Desde el 2012, año en el que se aprobó la Ley de Estabilidad Presupuestaria, han llevado a cabo un durísimo proceso de ajuste que les ha permitido cerrar los últimos años con superávit. Ese esfuerzo, basado principalmente en una drástica reducción de los gastos, parece que toca a su fin y los municipios han pasado de ajustarse al máximo el cinturón a empezar a contratar. Y eso explica porqué en Castellón son una de las pocas administraciones que crean empleo público y, además, lo hacen a buen ritmo.

Tras haber perdido casi 1.300 efectivos entre el 2008 y el 2016, los municipios de Castellón vuelven a contratar y solo entre enero y junio del 2017 han incorporado 279 nuevos trabajadores, según los datos del Boletín estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas que acaba de publicar el Ministerio de Hacienda. Los ayuntamientos cerraron el primer semestre del año con una plantilla de 6.603 empleados, un 4,4% más que a principios de año. Junto con la Universitat Jaume I son, además, la única administración que crece en empleados, ya que tanto la Generalitat como el Estado siguen perdiendo funcionarios.

Pese a que la plantilla de los municipios ha engordado en 279 nuevas plazas, el balance en Castellón sigue siendo negativo. La provincia cerró junio con 28.073 empleados públicos, 158 menos que a principios de año, cuando eran 28.231. El mayor ajuste lo ha protagonizado la Generalitat valenciana, que en Castellón ha perdido otros 372 funcionarios, desde los 15.668 de enero del 2017 a los 15.296 de junio. Donde más se nota el descenso es en el cuerpo de maestros y profesores, cuyas plazas pasan de 8.075 (enero) a 7.556 (junio). Sanidad, en cambio sube y en estos seis meses ha ganado 103 trabajadores. En enero del 2010, la plantilla de la Generalitat en la provincia alcanzaba los 16.541 funcionarios.

La Administración autonómica sigue en ajuste y la estatal hace exactamente lo mismo. En seis meses su plantilla ha menguado en otros 109 efectivos y se queda con 3.873. De esa cantidad, casi 1.500 pertenecen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En el 2010, antes de los recortes, la Administración central llegó a emplear a 4.500 efectivos.

PLANES LOCALES // Que los ayuntamientos vuelvan a contratar se debe al fin de los recortes y también a que la mayoría de ellos han puesto en marcha planes municipales para contratar a desempleados. Dos ejemplos. La capital ha llevado a cabo el proyecto Jornals de Vila que, con una versión de 1,4 millones de euros, ha propiciado la contratación durante seis meses de 88 parados de larga duración. Vila-real cerró el año con la incorporación a la plantilla municipal de 31 desempleados de más de 30 años. La cifra de trabajadores municipales podría seguir aumentando este año ya que el Servef ha anunciado que otros 1.900 parados trabajarán en los próximos meses en los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana y lo harán gracias al Plan Avalem Experiència.

Lo que también aumentará será la posibilidad de encontrar un empleo en la administración autonómica. Tras años de sequía y tras una ligera reactivación en el 2017, Educación ha convocado para este año 3.000 plazas de maestro de Educación Infantil y Primaria y Sanitat prevé otros 6.790 puestos que se irán detallando en los próximos meses.