+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE STOP COPIONES

El teórico del carnet de coche, en pantalla táctil

La provincia dice adiós a los test de conducir en papel para evitar el fraude y economizar costes

 

La Jefatura Provincial de Tráfico ultima los preparativos para que el examen se haga en pantalla táctil. - GABRIEL UTIEL

La Jefatura Provincial de Tráfico ultima los preparativos para que el examen se haga en pantalla táctil. - GABRIEL UTIEL

MARI CARMEN TOMÁS
29/11/2012

Adiós a los test en papel para sacarse el carnet de conducir. A partir de ahora, se harán con una pantalla táctil, una medida que se implantará en cuestión de horas en la ciudad de Castellón. “El objetivo es ahorrar en papel e impresión, evitar fraudes en el examen teórico y economizar trámites, pues la corrección y volcado de notas lo efectúa el procedimiento informatizado”, según informan desde la Jefatura Provincial de Tráfico.

Como siempre, el alumno tendrá que contestar a las preguntas de un cuestionario, pero, en lugar de utilizar el papel, usará el ordenador. Actualmente, en la web de la DGT se puede consultar una simulación con el examen real. La diferencia con las pruebas oficiales de Tráfico es la pantalla táctil, ya que el aspirante podrá elegir la pregunta correcta con el dedo o un lápiz que se encuentra en el mismo ordenador.

El alumno selecciona el tipo de examen y, en la provincia, se puede elegir entre hacerlo en castellano, valenciano, inglés o francés. Se pide al alumno el documento identificativo (DNI).

Al aspirante se le presentan 30 preguntas con tres opciones para responder. La nueva aplicación elabora un examen distinto para cada alumno que se examine mediante ordenador, para evitar el copiado de unos a otros. Cuando el alumno finaliza el examen por el monitor, el sistema corrige la prueba y cuelga el resultado en la web de Tráfico, donde podrá conocer si es apto o no.

Por ahora, como aún no se ha implantado en toda España, cambia la forma, pero no el fondo, ya que tanto los test en papel impreso, como los nuevos exámenes mediante ordenador utilizan la misma base informática de preguntas, para garantizar la igualdad de evaluación. Sin embargo, el objetivo es incrementar la batería de las cuestiones desde las 800 actuales a más de 14.000.

El presidente de la asociación provincial de autoescuelas, Jaime Amorós, valora que esta innovación tecnológica será buena porque mejorará la formación inicial del conductor, ya que no bastará con memorizar las preguntas o prepararse el examen en la última semana para poder superarlo con éxito. H