ENTREVISTA

Fernando ROIG PRESIDENTE DEL VILLARREAL C. F. Y DE PAMESA CERÁMICA : "Hay 250 millones para 5 temporadas"

Fernando Roig Alfonso piensa que los presupuestos en el fútbol deben ser para cinco años, cree en la energía eólica y apuesta por la calidad en el azulejo.

JOSÉ LUIS LIZARRAGA DANIEL NÁGER JOSÉ LUIS LIZARRAGA DANIEL NÁGER 02/04/2006

LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO POBLE NOU (VALENCIA), EL 25/7/1947.

ESTADO CIVIL CASADO CON ELENA NEGUEROLES. ES PADRE DE DOS HIJOS.

CURRÍCULO NOVENA CAMPAÑA COMO PRESIDENTE DEL VILLARREAL C.F. TAMBIÉN PRESIDE PAMESA CERÁMICA, ENCERSA Y RENOMAR.

Fernando Roig se ha convertido en uno de los principales arquitectos de proyectos de la provincia de Castellón. El fútbol, motor de sentimientos y pasiones, le ha transformado en uno de los personajes más conocidos de España gracias a su cargo como presidente del Villarreal C. F.; a la vez que un hombre admirado en Europa y Suramérica, por darle forma real a la figura del David que pelea contra Goliat y le vence. La comercialización del gas, su perspectiva de futuro con el azulejo y la energía eólica son otras de las emprendedoras actividades de este empresario de Poble Nou que ha echado sus raíces en Castellón.

Hombre de firmes decisiones, visceral y sensible, con una innata capacidad de convicción en el cuerpo a cuerpo que emana de su penetrante mirada. Y, sobre todo, amigo de sus amigos, como muestra su defensa a ultranza de Carlos Fabra, en tiempos en los que muchos le dan la espalda por los procesos judiciales que éste tiene en marcha.

--Usted posee el 11% de Mercadona, una empresa que tiene más 55.000 empleados --más que habitantes la ciudad de Vila-real-- y es dueño de una de las firmas más pujantes del sector azulejero. Sin embargo, se le conoce públicamente como el presidente del Villarreal.

-- Es impresionante la fuerza del deporte, no me pasa sólo a mí, también a mi hermano Juan (presidente de Pamesa Valencia), que es realmente el alma de Mercadona. Se nos conoce más por el tema deportivo que por el empresarial. Lo reconozco.

-- A pesar de todo, al Villarreal parece que le falta un mayor respaldo social.

-- Yo quiero dejar claro que la mejor afición del mundo es la del Villarreal. En la ciudad hay entre 9.000 y 10.000 abonados en una población de 45.000, es decir, el 25 por ciento. Si lo trasladáramos a otra población de 300.000 habitantes, tendrían que ir 75.000, más o menos, al campo, si cuentas el 25%.

-- ¿Y en la provincia?

-- En Onda, Almassora, Nules o Burriana, el 4 o 5% de la población son abonados, una cifra normal. Trasladándolo a un millón de habitantes, el 3-4% serían los 30.000 o 40.000, que son los aficionados que tiene cualquier club. Está en la media general de entre un 3 y un 5%.

-- Falla la capital.

-- Lógicamente, Castellón tiene un equipo de toda la vida con una historia y muchos simpatizantes. No obstante, pienso que la afición del Castellón se vuelca cada vez más con el Villarreal. Hay que ir poco a poco, porque los sentimientos son difíciles.

-- Está muy identificado con el proyecto del Villarreal: ocho años que van para nueve. ¿Se cansará algún día de tanta pelea al pie del cañón?

-- No, no me pienso jubilar. Mi estilo de trabajo es delegar, lo que permite dedicarte a muchas cosas si te rodeas de gente buena. El proyecto lo he liderado yo, la idea es mía, pero la ejecución es de muchísima gente.

-- ¿Podría existir el actual proyecto del Villarreal sin Fernando Roig y en Vila-real?

-- Ahora sí. Hoy el presupuesto está equilibrado, pero todavía hay que gestionar y hacerlo bien. Hace 10 años nadie se lo hubiese podido creer. Siempre tiene que haber un mecenas en el fútbol. Durante estos nueve años, he realizado una gran inversión para que después el club funcione por sí solo. Eso sí, lógicamente, el presidente tendría que hacer las cosas bien.

-- A usted le ha costado dinero el fútbol. Ahora, ¿le cuesta o gana dinero?

-- Yo, en el Villarreal, lo que he hecho es invertir mucho dinero en infraestructuras y luego comprando buenos jugadores.

-- Después de toda esa inversión, ¿ahora la fábrica funciona y ya da dinero o todavía estamos en ese proceso?

-- Estamos en equilibrio. El fútbol son sentimientos; y yo creo que con los sentimientos no hay que hacer negocio, por lo menos, ésa es mi forma de ver las cosas. Yo poseo las acciones, pero el Villarreal no es mío, porque creo que en el fútbol, o en cualquier institución que sea sentimental, el patrimonio no es de una persona. Yo dirijo el Villarreal, yo soy propietario de las acciones, pero el Villarreal es de 19.000, 25.000 o 55.000 personas que sienten el Villarreal. La Ley de Sociedades Anónimas te convierte en el director de la orquesta, pero los músicos son muchísimos, y todos se consideran súper importantes... y así es.

-- Nueva batalla por los derechos de la televisión. ¿Va a ser dura la pelea? Por otra parte, ¿le da miedo que se monopolice demasiado el fútbol?

-- Sí, sí, está monopolizado. Pero, vamos, si el fútbol no tiene tirón, pues que lo dejen y que lo cojan otros, pero yo veo que sale una nueva televisión y pelea por conseguir los derechos de lo que queda libre. Luego, La Sexta dirá que quiere los derechos del Mundial. Las audiencias de televisión son muy distintas cuando hay fútbol. Las películas y el fútbol son los que más tiran.

Pasa a la página siguiente

-- Y el martes, la vuelta de la Champions. ¿Cuántas posibilidades tiene el Villarreal?

-- Con El Madrigal a tope y empujando, creo que se puede dar la vuelta a la eliminatoria. El Inter es uno de los mejores equipos del mundo, pero nosotros tenemos mucha ilusión.

-- ¿Usted sueña con la final de la Champions en París?

-- Sería muy bonito para esta provincia, pero primero hay que eliminar al Inter. Ahora bien, hay ocho equipos que pueden estar: Arsenal, Juventus, Benfica, Barcelona, Villarreal, Inter- El Madrid, este año, seguro que no.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail: