+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el juez concede la suspensión cautelar a petición de sus abogados

El juicio de la ‘Gürtel’ se retoma mañana con «datos relevantes» de Crespo y ‘el Bigotes’

Otros acusados se plantean cambiar su defensa y reunirse con la Fiscalía también. Tras confesar los empresarios y Correa, ambos amenazan con tirar de la manta

 

Los acusados en la rama valenciana del ‘caso Gürtel’, con Álvaro Pérez ‘el Bigotes’, Pablo Crespo y Francisco Correa sentados en primera fila, en la Audiencia Nacional. - EFE / FERNANDO ALVARADO

R. O. R. // EFE
18/01/2018

Nuevo giro a los acontecimientos en el juicio que desde el pasado lunes se sigue en la Audiencia Nacional contra la rama valenciana del caso Gürtel. Tras la confesión del principal acusado, el considerado cerebro de la trama, Francisco Correa --que apunta directamente al exsecretario general del PPCV, Ricardo Costa-- y de los empresarios también acusados en el juicio, que reconocieron que facturaron determinados gastos de campaña de la formación popular en la Comunitat para poder continuar obteniendo adjudicaciones de obra pública; los otros dos acusados principales, Pablo Crespo y Álvaro Pérez el Bigotes, amenazan con continuar tirando de la manta.

Así lo apuntó ayer miércoles en la Audiencia Nacional el abogado de Crespo, Miguel Durán, quien solicitó la suspensión de la vista ante el «giro en el devenir del procedimiento». A raíz de las anteriores declaraciones, Durán pidió al juez José María Vázquez poder reunirse con su defendido para lograr analizar si debe seguir con la misma línea de defensa o variarla. Ante ello, el juez le preguntó si su cliente aportaría «elementos o hechos relevantes a la luz de lo que dijo Correa» y Durán reconoció que así sería.

Acto seguido, el abogado del Bigotes, Javier Vasallo, se adhirió a esta solicitud. Ante esto, el magistrado acordó la suspensión de la causa durante tres días. Se retomará de esta forma mañana.

Justo antes, la Fiscalía Anticorrupción había abierto la puerta a un posible pacto con ambos acusados para que realicen nuevas revelaciones, al estilo de lo que ya efectuó con Correa. Concretamente, fue la fiscal Miriam Segura la que planteó a los abogados de Crespo y el Bigotes la posibilidad de un acuerdo. Y fue en este momento cuando ambos letrados pidieron tiempo para reunirse en prisión con sus defendidos (los dos cumplen condena por el caso Fitur junto con Correa), y poder decidir con ellos si cambian su línea de defensa.

A raíz de este planteamiento, algunos de los abogados de otros acusados se están replanteando asimismo la línea de defensa y la posibilidad de alcanzar un acuerdo a cambio de reconocer los hechos y aportar nuevos datos que permitan su esclarecimiento, señalaron fuentes jurídicas consultadas por la agencia Efe.

«que explique lo que pasó» // En declaraciones a los medios al término de la jornada, el abogado de Crespo manifestó su voluntad de que su cliente «explique todo lo que pasó» entre la Gürtel y el PP valenciano y sobre «qué es lo que les llevó a tener que aceptar lo que se les planteó». «No podemos negar que se han producido cobros forzados», dijo el letrado, si bien matizó que Crespo «no sabe quién del PP le pidió a los empresarios que hicieran lo que confesaron» el martes, lo que les ha permitido que la Fiscalía pida para ellos multas en lugar de cárcel. Además, dijo que va a tener «especial cuidado» en que lo que diga mañana Crespo no sirva para que le puedan incriminar en las otras piezas de Gürtel en las que está acusado porque «la conformidad que se pueda prestar» solo se ciñe a los hechos que se están juzgando ahora.

El juez Vázquez Honrubia juzga a cinco excargos del PP valenciano, otros tantos integrantes de la trama Gürtel y nueve empresarios por la supuesta financiación ilegal de dichas campañas electorales. Entre los presuntos miembros de la trama, además de Correa, Crespo, y el Bigotes; están el exsecretario general del PPCV Ricardo Costa, para quien la Fiscalía pide siete años y nueve meses de cárcel; y el exvicepresidente del Gobierno valenciano Vicente Rambla, para quien solicita 6 años y medio de prisión.