+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El grupo empresarial vila-realense redobla su presencia en la ciudad de los rascacielos

Porcelanosa adquiere el edificio contiguo a su tienda de la 5ª Avenida en Nueva York

La compañía tiene en EEUU su segundo mayor mercado tras el británico. La firma pretende ampliar su ‘flagship store’ situada en la Gran Manzana

 

Aspecto del edificio Porcelanosa en plena Quinta Avenida de Nueva York, que se ampliará al inmueble contiguo. -

A. B.
24/01/2018

Tres años después de la inauguración de su tienda situada en la Quinta Avenida en Nueva York, el Grupo Porcelanosa ha adquirido el edificio colindante situado en esta arteria central de la Gran Manzana, con lo que la compañía vila-realense --hoy líder mundial en el sector de la cerámica y el interiorismo-- da un salto más en su expansión por el codiciado mercado norteamericano.

Con la adquisición de este nuevo inmueble, Porcelanosa amplía la superficie de su flagship store hasta alcanzar los 2.516 metros cuadrados; repartidos entre un sótano, 6 plantas y un roof-top.

Esta inversión de la firma castellonense está justificada por la gran acogida que el público neoyorquino ha mostrado a la empresa de Vila-real desde su implantación en esta estratégica avenida neoyorquina. La adquisición del edificio anexo permitirá aumentar la superficie de su exposición y venta con el fin de poder mostrar la gran variedad de productos que ofrece, tal como señala el grupo empresarial.

Para llevar a cabo esta operación, Porcelanosa ha contado con el asesoramiento de la oficina en Valencia de CBRE España, del despacho de abogados español Uría Menéndez --desde su sede de Nueva York-- y por el acreditado bufete estadounidense Duval and Stachenfeld LLP, según detallan a este diario las mismas fuentes.

PESO INTERNACIONAL // Porcelanosa tiene hoy más de 400 tiendas repartidas por todo el mundo y el 80% de su negocio es internacional. En el ejercicio 2016, su facturación alcanzó los 845 millones de euros, lo que representó un 7% más que los números registrados a lo largo del año anterior.

Para la compañía de Vila-real, el estadounidense es actualmente su segundo mercado exterior de mayor peso, tras Reino Unido. Además, el grupo cuenta con una red que ronda los 30 centros propios en Estados Unidos, entramado al que se suma el edificio completo en la Quinta Avenida de Nueva York, inaugurado en el 2015 y que ahora se verá ampliado con la adquisición del nuevo inmueble anexo a su actual sede neoyorquina, una edificación que verá elevada su altura para equipararla a la actual tienda.

El edificio Porcelanosa en la ciudad de los rascacielos sigue siendo fiel a su construcción inicial, concebida como un espacio de espíritu clásico en seis plantas más el sótano. En su rehabilitación se contó en su día con la participación del prestigioso arquitecto Norman Foster.