+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Reportaje a la contra

La ‘Champions’ de los perros pastores, en Ares

 

JAVIER ORTÍ
19/06/2017

Más fotos

El concurso de perros pastores de Ares forma parte este año del calendario de citas que suman puntos en el campeonato autonómico. - ORTÍ

Ares del Maestrat ha celebrado este fin de semana su XII Concurso de Gossos de Rabera. El ganador fue el vecino, e impulsor del certamen, Juli Bayot, que participaba con su experimentada perra Chispa, de la raza Border Colie. El segundo clasificado fue Armand Flaujat, procedente de Bellver de Cerdanya (Lleida) que compitió con su perro Bam. Completó el podio el morellano Ismael Boix, que con su perra Neska cuajó una gran actuación.

La consolidada contienda de perros pastores de la localidad reunió a 10 participantes de toda España, contando con representación de Cataluña, Navarra, Euskadi y de la propia Comunitat.

DOS FASES DE PRUEBAS

La competición se organizó en dos fases. En la primera participaban todos los pastores y tuvieron que superar diferentes pruebas. La de apertura consistió en acercar las ovejas dispuestas en un extremo del recinto hasta la zona donde se encontraba el guía que estaba delimitada por un círculo. Una vez allí, el participante debía coger a una de las ovejas que llevaba puesto un cencerro y quitárselo. Todo ello sin que el resto del rebaño abandonase el círculo. Seguidamente, con la ayuda del perro, debía conseguir que las ovejas pasasen a través de una manga. Como última prueba de la primera fase, los ovinos debían ser conducidos hasta una puerta y traspasarla completamente. El tiempo límite de esta parte era de seis minutos.

A la segunda fase accedieron los mejores de la primera y consistió en colocar el rebaño en un corral dispuesto en el centro del terreno de juego. Posteriormente, el pastor debía introducir al can en el corral para sacar del cercado a todas las ovejas. Para esta fase dispusieron de cinco minutos como margen.

El campeón, Juli Bayot, destacó que «ha sido una gran competición por el alto nivel de los participantes. Los perros han trabajado realmente bien con un rebaño que era muy complicado de controlar». Además, este año, esta cita cuenta para el campeonato de esta modalidad de la Comunitat.

La propuesta es un revulsivo para la pequeña localidad que llena un fin de semana de actividades alrededor de la prueba. Destacó un taller y una conferencia sobre nuevas formas de corte de la carne de cordero y cocinado o el concurso de fotos, entre otros actos.