+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

‘Titulitis’ política

 

Joaquín Serrano Joaquín Serrano
03/09/2018

Es sabido que algunos políticos mienten, dicen cualquier cosa para llegar al poder, como hinchar sus currículums. Hay de todos los partidos, todos igual de presuntos pillos. Lo último es lo de Begoña Gómez, señora de Pedro Sánchez, quien, además de colocarse muy bien, resulta que no es licenciada en márketing. El más mediático: el máster de Cristina Cifuentes. Otro caso es el del histórico Luis Roldán, que fue director de la Guardia Civil y decía ser ingeniero, licenciado en Empresariales y tener máster, cuando no tenía ni el Bachillerato. Hay muchos más: Leyre Pajin presumía de claustral de la inexistente Facultad de Económicas de Alicante. José Montilla no hizo Derecho ni Económicas, solo estudios primarios. Paxti López no era ingeniero industrial. Bernat Soria no fue decano de Medicina en València. José Blanco tampoco era licenciado en Derecho. Pilar Rahola no era doctora en Filología. José Egibar no era licenciado, ni Artur Mas. Gema Igual no tenía Magisterio. Carmen Chacón no era doctora en Derecho. Tomás Burgos no es médico. José Manuel Franco no es licenciado en Matemáticas. Mariano Bonilla tampoco lo es en ADE. Joana Ortega no era licenciada en Psicología. Miguel Gutiérrez no es doctor. Elena Valenciano no es licenciada en Derecho ni en Ciencias Políticas. Y los antisistema también juegan a lo mismo: Juan José Marcos no es ingeniero, ni Miguel Urban era licenciado en Historia, además de la beca por nada de Errejón. Pablo Iglesias no responde a un C2 en inglés, ni Ada Colau es abogada. Todo ello según publican los medios de comunicación. Yo ya no me creo nada.

*Notario