+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRAS INTERVENIRLA EN NOVIEMBRE

Colombia anuncia la liquidación de la filial de Gas Natural Fenosa en el país

El Gobierno anuncia que el proceso de venta de Electricaribe "no costará un solo peso a los colombianos"

 

Fachada de la sede central de Gas Natural en Barcelona. - ALBERT BERTRAN

AGUSTÍ SALA
14/03/2017

El superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios de Colombia, José Miguel Mendoza, ha anunciado el inicio de un proceso de venta por liquidación de la filial de Gas Natural Fenosa en el país, Electricaribe, intervenida a finales del año pasado por las autoridades locales. La filial arrastraba una situación complicada por la falta de pago de clientes que había llevado a un endurecimiento de las relaciones entre la compañía y el Ejecutivo de Bogotá.

Gas Natural ultima la presentación de una demanda ante el organismo arbitral del Banco Mundial, el Ciadi, donde España acumula denuncias de inversores internacionales por los recortes a las energías renovables por parte del anterior ministro de Industria, José Manuel Soria. La compañía aún no ha comunicado la cantidad que reclama, pero en el cambio de contabilidad que realizó a finales del año pasado para adaptarse a la nueva situación valoró su participación en Electricaribe en 475 millones de euros.

"Las conclusiones de los estudios de la Superintendencia permiten afirmar que la compañía no está en condiciones de prestar un servicio de energía con la calidad y la continuidad debidas, y de ahí que sea necesario ordenar la liquidación de Electricaribe", ha asegurado durante una rueda de prensa convocada para realizar el anuncio. La resolución establece "una etapa de administración temporal durante la toma de posesión de Electricaribe, con el fin de garantizar la prestación continuada y sin interrupciones del servicio de energía eléctrica en el área atendida por la compañía".

Gas Natural estudia los efectos de esta decisión que afecta a una compañía, que era de Unión Fenosa y que pasó a ser de su propiedad al absorber en el 2009 la eléctrica. Posee el 85,38% del capital. La filial se venderá a un nuevo operador capaz de asumir las nuevas inversiones. La compañía presidida por Isidre Fainé estima que la deuda pendiente de cobro de clientes asciende a 1.259 millones de euros, de la que decía tener provisionado el 83%.

COBRAR TRAS LOS ACREEDORES

Las autoridades colombianas afirman que Gas Natural solo obtendrá ingresos con la operación una vez se hayan completado los pagos a los distintos acreedores conforme al orden de prelación establecido por ley. "Si tras pagar a la masa acreedora quedaran recursos adicionales, se entregaría a los accionistas actuales, a Gas Natural Fenosa", según la Superintendencia. Colombia asegura que la operación "no costará un solo peso a los colombianos".

El proceso de liquidación comenzará "inmediatamente", será "absolutamente público" y tendrá una duración cercana a un año. El objetivo será "encontrar un operador que asuma la prestación del servicio de energía en la costa caribeña" y que asuma las inversiones necesarias para acabar con el "avanzado deterioro" de las redes en la zona.

Para acometer el proceso, las autoridades colombianas habilitarán un "cuarto de datos" y un proceso de 'due diligence', de cara a la celebración de una subasta "pública y competitiva" para escoger al nuevo operador. Mientras tanto, Electricaribe seguirá siendo administrada por un agente especial de la Superintendencia. Las autoridades intentarán vender la filial "al mayor precio, para beneficio de los usuarios y de los acreedores internos y externos" de la empresa.

Electricaribe tiene un pasivo total de 2,4 billones de pesos colombianos (750 millones de euros), de los que 1,8 billones (565 millones de euros) corresponden a entidades financieras. Además, el plan de inversiones que debe afrontar el nuevo operador, y que se convertirá en el "eje central del proceso de selección", asciende a 240.000 millones de pesos (75 millones de euros) anuales.

Gas Natural decidió dejar de consolidar desde el 31 de diciembre pasado a Electricaribe en su balance y ha procedido a dar de baja sus activos, pasivos y participaciones no dominantes por un importe neto de 475 millones de euros. De esta manera, la energética reconoce la inversión en la filial colombiana como un activo disponible para la venta por su valor razonable de 475 millones de euros, similar al valor neto contable.