Marta Barrachina Mateu ya es la presidenta del PP en la provincia de Castellón. Un sueño que ahora ve cumplido y después de trabajar por el PP durante 18 años. Mucho ha llovido desde que el 2003, la alcaldesa de Vall d’Alba hiciera una apuesta seria y comprometida por sus ideales y decidiera afiliarse al PP. Desde entonces, su trabajo por el partido ha sido una constante que ahora incrementará, aún más si cabe.

Nacida el 23 de agosto de 1982, Barrachina, de 38 años, es técnica de Educación Infantil (educadora) y madre de una niña, Martina. Activa, decidida y con gran capacidad de trabajo, posee una amplia experiencia en la gestión municipal y a nivel orgánico, dentro del PP, gracias a las diferentes responsabilidades que ha venido desempeñando a lo largo de toda su trayectoria política e institucional. Y siempre con la misma ilusión y segura del partido al que ahora ya representa a nivel provincial tras las votaciones de ayer. 

Congreso del PPCS. MANOLO NEBOT

En la actualidad, Marta Barrachina es alcaldesa de la población de la Vall d’Alba, donde desarrolla su segundo mandato tras obtener dos mayorías absolutas, en los años 2015 y 2019. Su andadura política comenzó, precisamente, en el Ayuntamiento de esta localidad de la comarca de la Plana Alta, cuando en el año 2003 asumió el área de Relaciones Institucionales, Cultura, Juventud y Asuntos del Pla de l’Arc. A partir de ahí, también fue la tercera teniente de alcalde y la edila de Relaciones Institucionales, Fiestas, Sanidad, Bienestar Social, Mujer y, una vez más, de Asuntos del Pla de l’Arc donde realizó una gran tarea valorada por los vecinos.

Implicación

Tras el XIV Congreso Provincial del Partido Popular de Castellón que se celebró en Peñíscola en julio del 2017 y del que salió presidente Miguel Barrachina al que ahora ha sustituido, pasó a desarrollar el cargo de vicesecretaria de Organización del PPCS. Esta oportunidad le ha permitido conocer en primera persona el conjunto del territorio de la provincia y todas y cada una de las organizaciones locales de los populares y sus representantes en los 135 municipios, así como el trabajo interno y organizativo. El contacto con los afiliados y simpatizantes del partido ha sido una constante en su trabajo a pie de calle.

Asimismo, tras las elecciones del 26 de mayo del 2019, fue designada diputada provincial por la comarca de Castellón. Un cargo que mantiene en la institución provincial y desde la que sigue trabajando por las localidades castellonenses y sus vecinos. 

Ahora, después de trabajar durante los últimos 18 años al servicio del Partido Popular desde la base, da un paso adelante para seguir trabajando, pero al frente de la organización provincial, aprovechando todo el potencial humano que tiene la organización para que vuelva a ser una opción ganadora y la principal apuesta política de los castellonenses.

Uno de sus principales objetivos es poder recuperar instituciones como la Diputación provincial de Castellón, o los principales ayuntamientos de la provincia, con especial atención al de la capital de la Plana.

El reloj se ha puesto a cero en la apuesta de Marta Barrachina por la provincia de Castellón y comienza una nueva era en el PP de la mano de esta valldalbense que ha puesto toda su ilusión en catapultar al PP, de nuevo, a lo más alto para volver a gobernar en gran parte de la provincia, ahora liderada principalmente por el PSPV tras la debacle que sufrió el PP en las urnas en el 2015. La Cámara de Comercio fue ayer el escenario de una nueva andadura del PPCS en la que Marta Barrachina es la apuesta de Génova para que, con su trabajo, el partido azul reconquiste la provincia y para ello, la nueva lideresa ya anunciado que se dejará la piel.