La provincia de Castellón se acostó este miércoles con el regreso de las lluvias generalizadas en prácticamente todas sus comarcas, una tendencia que continuará y aumentará en intensidad durante este jueves, jornada en la que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha decretado la situación de nivel máximo amarillo de riesgo de fuertes precipitaciones, con chubascos y tormentas que pueden dejar en la provincia 20 mm acumulados por hora. Además, en la última actualización se añade la posibilidad de que las precipitaciones vayan acompañadas de granizo, una alerta que se extiende hasta el viernes (de 12.00 a 22.00 horas).

Esta posibilidad de granizo ya se ha hecho realidad en el interior norte de la provincia, donde las precipitaciones con piedra han hecho acto de aparición en la comarca de Els Ports, como nos muestra Javier Ortí en el siguiente vídeo registrado en el puerto de Las Cabrillas, el término municipal de Portell:

Granizo en Portell Javier Ortí

También en Xert las calles se han cubierto de blanco, en escasos minutos una granizada muy localizada ha dejado imágenes como esta, en la que se puede apreciar la intensidad de la tormenta.

Granizada en Xert

De hecho, las alertas de AEMET en la Comunitat Valenciana van fluctuando en las últimas horas entre el naranja, nivel de riesgo que a primera hora de la mañana de este jueves estaba situado en el litoral sur de Castellón, y el amarillo, que ha empezado a tener efecto a partir de las 13.00 horas y las diez de la noche de este jueves.

Castelló


Peñíscola


Segorbe


Morella

Los servicios de emergencias de la Comunitat y de la provincia de Castellón piden precaución ante las posibles acumulaciones de agua que pueden dificultar el tráfico, provocar desperfectos en vías o inundaciones que hace unas semanas encendieron las luces de alarma en localidades castellonenses como Benicàssim o Vinaròs.

Un árbol caído sobre un vehículo en el Grau de Castelló, esta pasada madrugada Mediterráneo

De hecho, en la madrugada del miércoles al jueves, el fuerte viento asociado a los últimos chubascos en el litoral castellonense ha provocado escenas de riesgo en puntos como el Grau de Castelló, donde las rachas han llegado a arrancar, incluso, árboles que han provocado daños en los vehículos aparcados en la vía pública, como podemos comprobar en la imagen superior.

En la noche del miércoles, un chaparrón fuerte con aparato eléctrico dejó sin luz a buena parte de los vecinos de Altura y sin señal de televisión a los de Segorbe, en la comarca del Alto Palancia, informa Rafael Martín.