Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MEDIO AMBIENTE

Castellón abre el otoño con los pantanos al 40% de su capacidad

Las obras de Arenós, claves para elevar el volumen de agua embalsado

La actuación en el pantano de Arenós permitirá ampliar la capacidad de embalsado y mejorar la seguridad

Los embalses de la provincia de Castellón están al 44% de su capacidad, una situación mejor que la que atravesaban hace una década (en 2011 por estas fechas estaban al 39,36%) y no muy distinta a la que experimentaban el año pasado por las mismas fechas.

Beneficios de las lluvias

Según explica el secretario general de la Unió de Llauradors, Carles Peris, en general "las últimas lluvias caídas esta semana han sido positivas para el campo dado que no ha caído piedra, por lo que contribuyen a la recarga de acuíferos y las reservas se mantienen mejor porque no regamos". Señaló que en cítricos, que es el cultivo predominante, contribuye a aumentar el calibre de la fruta y en el interior, en cultivos de secano, siempre va bienal almendro y al olivo, y también a los pastos de cara a la ganadería extensiva, es positivo que llueva y haya humedad. «El único punto negativo son los episodios localizados de piedra de la semana pasada, en zonas como el Maestrat, que tiró parte de la cosecha de aceituna al suelo. 

"Las lluvias contribuyen a recargar acuíferos y a mantener reservas, porque no regamos"

decoration

En cuanto a los pantanos, presentan una situación desigual. Por ejemplo, los del Palancia mantienen la misma situación que los dos años anteriores 3h³; los del Mijares están en la media (86) mientras que el Cenia está en 6,2 (el año pasado estaba en 9,1 y el anterior en 2,2). Arenós, el que más almacena, tiene 51,49 pero está al 37,6%, a falta de las obras que en un futuro permitirán elevar la capacidad de almacenamiento; y Sitjar suma 34,74 (70,47%). Cabe recordar que el pasado 27 de agosto el Gobierno licitación de la gran reparación del aliviadero de la presa de Arenós, una obra que supone una inversión de 9,8 millones de euros.

Arenós, clave

La actuación prevista en Arenós permitirá reforzar las capacidades de Arenós, así como mejorar su funcionamiento hidráulico y la seguridad global de la presa. El plazo de ejecución de la obra se estima en 18 meses de acuerdo con el plan de obra. El plazo para presentar ofertas finaliza a las 15:00 horas del 5 de octubre.

Las intervenciones

Según figura en el anuncio, la primera actuación a realizar será el recrecido del vano central del actual aliviadero primitivo por medio de un muro de 2,1 m de altura de forma que la cota de vertido pase de la 592,9 m actual a la 595 m, que coincide con la cota de vertido de los dos vanos laterales.

Las obras en la zona de aproximación tienen como objetivo principal el reparto proporcional y equitativo del flujo entre los dos aliviaderos existentes en el embalse, con el fin de garantizar el correcto funcionamiento hidráulico de ambos. Para ello, en la zona anterior a los labios de vertido se construirá una plataforma con cota 584,00, con el objetivo de que las velocidades de aproximación a ambos órganos de desagüe sean lo más bajas posibles y así conseguir que el flujo de agua se reparta. Además se prolongarán los cajeros del aliviadero en dirección sensiblemente paralela a la que se considera como más probable para el flujo de agua en caso de avenida.

Compartir el artículo

stats