Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

III Informe de prevención del acoso escolar en tiempos de pandemia

Casi tres de cada cuatro agresiones en los centros educativos son en grupo

A pesar de que las cifras de acoso escolar bajan, el ‘ciberbullying’ no deja de aumentar

El racismo y la homofobia siguen estando muy presentes en las aulas de Primaria y Secundaria españolas.

El acoso escolar ha caído en España durante los cursos que tuvieron lugar desde el inicio de la pandemia, según un estudio que ha publicado recientemente la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR) y la Fundación Mutua Madrileña, el III Informe de Prevención del Acoso Escolar en Centros Educativos en Tiempos de Pandemia 2020 y 2021. Han sido dos años académicos marcados por los grupos burbuja y, durante el confinamiento, por las clases online. En el estudio se determina que los casos de acoso se desplomaron 18,9 puntos. Esta conclusión se ha obtenido a través de una encuesta realizada en 329 centros escolares del país, repartidos entre seis comunidades autónomas (Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, las Islas Baleras y, por último, Canarias).

Así pues, el informe concluye que 15,2 % de los 10.901 alumnos de Primaria y Secundaria encuestados en dichas autonomías, entre las que se encuentra, declara haberlo sufrido acoso en alguna de sus variantes. En 2019, este porcentaje superaba el 34,1 %.

Más acoso a través de Internet

Sin embargo, destaca el aumento de dos tipos concretos de acoso en los últimos años: las agresiones en grupo y el ciberacoso, que hacen que haya cambiado las características de las malas experiencias que se sufren en edad escolar, ya que ahora niños y niñas también pueden ser víctimas de bullying desde casa, no solo en el aula. Por su parte, las agresiones grupales escolares han pasado de representar el 43,7 % del total a ser ahora el 72,4 %. Se trata de un incremento del 65,6 % desde 2019, fecha del último estudio de ANAR y Mutua Madrileña. Solamente el 15 % de las agresiones son perpetradas por una única persona.

En cuanto al ascenso del conocido como ciberacoso, es decir, aquel que se ejerce a través de internet, se lleva a cabo especialmente mediante aplicaciones móviles de mensajería y redes sociales. De hecho, uno de cada cuatro alumnos encuestados «conoce a alguien que puede haberlo sufrido alguna vez», según el estudio.

«Ya no solo se produce por WhatsApp», afirman los autores de la investigación. Hasta hace unos años, esta plataforma representaba un porcentaje mayor de las situaciones de ciberacoso. Si bien sigue como una de las más habituales de los acosadores —53,9 %—, la acompañan otros medios. El 44,4 % de los incidentes de ciberacoso se produce a través de Instagram y el 38,5 %, en TikTok, de moda entre los adolescentes.

No obstante, las principales formas de acoso siguen siendo los tradicionales insultos, motes o burlas. Entre los estudiantes que afirman ser acosados, el 79,8 % reconoce ser víctima de ese tipo de hostigamiento. Además, el 28,5% del alumnado que recibe acoso lo sufre a través de aislamiento por parte del resto, y el 11 % se ve afectado por la difusión de rumores.

Racismo y homofobia en el aula

Los motivos por los que mayoritariamente se acosa en las aulas, según ha indicado el propio estudiantado de Primaria y Secundaria, son «por el aspecto físico, por ser diferente o por las cosas que hacen o dicen». Esas tres categorías superan el 39 % de los acosos reconocidos. Destacan también otros motivos comunes como «ser de otro país, cultura, raza o religión», que son la causa del 26,2% de los acosos reconocidos, y también la orientación sexual, que representa el 15,2 % de los casos.

Otra de las conclusiones destacable que ofrece el estudio es que el 21,8 % del total de encuestados reconoce haber podido participar en un caso de bullying sin ser consciente de ello. Casi la mitad —el 47,8 %— de los casos de acoso escolar que ha detectado el estudio sigue sin tener solución.

Compartir el artículo

stats