Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las visitas están suspendidas

Sanitat interviene la residencia afectada por un macrobrote en Castelló

Dos de la treintena de infectados están hospitalizados pero su evolución es positiva

Residencial Castelló, en el centro de la ciudad, cuenta ahora con 119 usuarios y cerca de 80 trabajadores. Frank Palace

La Conselleria de Sanitat ha intervenido Residencial Castelló, la residencia de mayores situada en la calle Herrero de la capital, al detectarse un macrobrote que afecta a 24 usuarios y tres trabajadores, según fuentes oficiales. De este modo, el departamento de Ana Barceló ha decidido mover ficha para controlar de cerca estos contagios que, de momento, en la mayoría de los casos presentan síntomas leves. De todos modos, hay dos afectadas que sí han requerido hospitalización, una usuaria que evoluciona favorablemente y una trabajadora que no se vacunó contra el coronavirus por recomendación médica al sufrir numerosos alergias, según explicaron desde el propio centro.

Desde la dirección del geriátrico, que cuenta con 119 usuarios y 80 trabajadores, han querido lanzar un mensaje de tranquilidad a las familias, después de que, por precaución, las visitas se hayan suspendido de forma temporal. «Solo queremos proteger a nuestros residentes. Afortunadamente, están todos bien», explicó una de las directoras, Paola Renau, quien asegura que, hasta ayer por la mañana, solo tenían confirmados mediante prueba PCR 19 positivos entre usuarios y dos entre los trabajadores.

Malestar entre familiares

Este macrobote ha generado gran preocupación entre las familias. Varios familiares de residentes han denunciado «una carencia de personal en el centro» que, según su versión, se habría visto aún «más agravada» a consecuencia de los contagios. Además, lamentan la falta de información y los problemas que tienen para poder contactar con sus familiares. Así han optado por trasladar quejas formales tanto a la dirección del centro como a la Conselleria de Políticas Inclusivas.

En este sentido, desde la dirección de Residencial Castelló aseguran que no son conocedores de ningún tipo de descontento, ya que solo hacen que recibir muestras de agradecimiento. En cuanto al personal, aseguran que cada auxiliar atiende a siete u ocho residentes, lo que suponen unos recursos por encima de las ratios. 

Siete muertes en Vila-real

Este macrobrote se da una vez se está a punto de dar por concluido el de la residencia Domus Vi de Vila-real, que afectó a cerca de medio centenar de personas, provocando el fallecimiento de siete residentes, cinco de ellos perecieron siendo positivos y dos eran negativos cuando murieron, aunque se habían contagiado con anterioridad y el covid empeoró sus patologías previas. Actualmente, el centro sigue intervenido por Sanitat, que prevé esta semana seguir reforzando la atención a través de Enfermería. Además, los usuarios de este geriátrico que no han padecido el coronavirus en las últimas semanas han recibido ya la tercera dosis de la vacuna.

Desde el estallido la pandemia han muerto más de 240 residentes por coronavirus en la provincia de Castellón.

Compartir el artículo

stats