Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PARALELAMENTE, LA ASOCIACIÓN PROVINCIAL SIGUE PREPARANDO LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN Y UN PROYECTO SOCIOCULTURAL

La clemenules ensayará su marca de calidad en fruterías de Castellón en un mes

Los productores quieren lanzar a la venta en pruebas lotes de esta variedad con una «etiqueta» y un protocolo especial

Venta de clemenules en el Mercat de la Taronja de Castelló, hace un año.

Venta de clemenules en el Mercat de la Taronja de Castelló, hace un año.

La denominación de origen para la clemenules puede ser una carrera de fondo y por ello el sector agrario de Castellón se ha planteado poner en marcha de inmediato, de forma paralela, una marca de calidad propia que diferencie en los mercados a este producto de la terreta de Castellón. Noviembre es la fecha elegida para sacar lotes de esta variedad citrícola, ya de temporada y etiquetadas con ese nuevo sello, en una selección de fruterías de toda la provincia. Así lo avanzó el presidente de la Asociación para la Diferenciación y Puesta en Valor de la Calidad de la Clemenules de la Comarca de la Plana, Juan Vicente Moros. «Queremos conseguir hacer llegar al mercado que esta variedad, bajo nuestra marca, reúne unas condiciones organolétpicas, de calidad y calibre, de primera división, lo milloret, y no engañaremos al cliente. Será auténtica clemenules», manifestó el portavoz. 

Fruta fresca "de primera"

La temporada citrícola de este año, como publicó este rotativo, aún sufre el perjuicio de la plaga del cotonet con sus costes de tratamiento y la invasión de fruta foránea, aunque la esperanza es que la demanda de Europa tire en diciembre. Otra ilusión es esta nueva campaña comercial para la clemenules, cuyo diseño se ultima: «Queremos que llegue lo antes posible, en el mínimo tiempo, del campo a la frutería, lo más directa y fresca del campo a la mesa, sin pasar por cámara ni encerado. Y darla a conocer en los mercados locales e internacionales».

La meta de los productores, en definitiva, es «sacar de manera inmediata esta marca de calidad y paralelamente trabajar en solicitar la Denominación de Origen (DO); un proceso más largo, de hasta tres o cuatro años. Para la DO se prepara ya el expediente con consultoras externas. Trabajamos en la partitura». Así, el proyecto de marca será compatible y permitirá ir haciendo camino, «pues estos cítricos seguirán un protocolo». «Con una marca de calidad puedes lograr que el cliente le diga al supermercado: 'Yo quiero clementinas, pero que sean clemenules de la Plana'», enfatizó Moros. 

Un centro de interpretación en la comarca

Otra iniciativa es elaborar una memoria de lo que es la clemenules y lo que la rodea. «Desde la localización geográfica de la comarca de la Plana (que abarca huertos de cítricos de la Plana Baixa y, en menor medida, de la Plana Alta), a una web propia y abierta al público o proyectos de conservación y divulgación alrededor de la citricultura y la clemenules. Es ambicioso: no solo se trata de crear la marca clemenules sino también de dar valor a la zona y crear un Centro de Interpretación en la comarca, etc. Hablar de la historia y de lo que ha supuesto para la Plana», relató Moros. Por el momento, el estudio técnico para demostrar el valor de la clemenules que se cultiva en esta zona «está en su recta final». La asociación, que se presentó en febrero, cuenta ya con 29 promotores de entidades vinculadas al sector agrario y representantes municipales (de Nules, Moncofa, Castelló, Borriana, Betxí, Vila-real, la Vilavella, la Llosa, Almassora, Artana, la Vall d’Uixó, les Alqueries y Onda). 

Compartir el artículo

stats