Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La caída del paro anima el consumo, pero solo la salida de la sexta ola del covid anima al cliente

Remate final de rebajas en Castellón

La campaña de descuentos da un respiro al comercio pero no se llega a las ventas prepandemia

Cada comercio tiene un periodo oficial de rebajas, indicado en su cartelería, pero un gran número de empresas tiene previsto finalizar hoy la campaña. Andreu Esteban

Un sube y baja constante, pero con resultado positivo. Las rebajas de invierno que hoy tocan a su fin en muchos establecimientos de Castellón acaba para el sector con «mejores» resultados que los obtenidos hace un año pero todavía lejos de superar los niveles prepandemia y con una tónica «irregular» provocada por la crisis sanitaria del coronavirus. 

Así lo apuntó la secretaria general de Confecomerç-Covaco Castellón, Tere Esteve, quien explicó que «la campaña empezó fuerte, con muchas ventas, pero luego se congeló la venta: por Ómicron, la crisis energética y la inflación; y ahora en la recta final, dejando atrás la sexta ola, vuelve a ir bien». 

Familias y poder adquisitivo

La portavoz del pequeño comercio provincial indicó que «el reclamo y la expectación del período por excelencia de los descuentos motivó que las primeras semanas fueran de mayor auge e impacto en las ventas. También el hecho de que los últimos datos de empleo -correspondientes a diciembre, pero conocidos a finales de enero- arrojaran cifras favorables para la Comunitat Valenciana (un -14,39%, por encima de la media nacional 13,33%), generó un clima de mayor confianza en los ciudadanos, lo que favoreció el ambiente de compras». 

Con todo, Esteve reincidió en que «la campaña ha sido irregular por la confluencia de varios factores: principalmente la persistencia de ómicron junto a la crisis energética, el aumento del precio de las materias primas, el incremento de los alimentos, que derivó en inflación, inestabilidad e incertidumbre, ha provocado que la campaña se desinfle y que no haya sido todo lo efectiva que se esperaba». Con todo, y pese a ansiar mayor recuperación, «las rebajas han sido mejor que las del año pasado pero el sector aún no supera los niveles prepandemia». 

Últimos días de rebajas de invierno en Castelló. ANDREU ESTEBAN

¿Cuáles son las perspectivas para los comerciantes?

Las tiendas pasan ahora por una situación «delicada», al soportar «constantes gastos por costes fijos, acentuados por el alza de energía y materias primas, sin poder compensarlo con ingresos de ventas similares a la etapa de prepandemia».

 No obstante, el comercio de toda la provincia agrupado en Confecomerç espera que "el consumo vaya adquiriendo un mayor auge a partir de ahora, dado que la sexta ola se está desacelerando por la disminución del número de casos positivos de coronavirus y, por tanto, la situación sanitaria se estabiliza eliminando algunas de las restricciones, permitiendo así poder avanzar hacia el camino de la recuperación económica». 

Para el Corte Inglés de Castellón, que justo hoy lunes acaba su periodo oficial de rebajas, esta campaña «tuvo un arranque muy positivo este 2022, si bien es verdad que se enfrió a continuación a medida que los efectos de la sexta ola del covid-19 se dejaron sentir con fuerza, y volvió a resurgir el consumo, posteriormente, con la remisión de estos mismos efectos». De este modo, recordaron cómo «los primeros días fueron mejores que en ejercicios pasados y la afluencia de público fue muy notable para aprovechar los importantes descuentos que ofrecíamos. Había ganas de ponerse en #ModoRebajas, como decíamos en nuestro eslógan». 

Los fines de semana, los más positivos

No obstante, coincidieron en que a partir de la segunda quincena de enero se registró una cierta «congelación de la actividad comercial en todo el país y Castellón no fue una excepción», debido al efecto de esta sexta ola correspondiente a la variante ómicron. «Podemos hablar de una cierta atonía en ese período, solo rota los viernes y sábados, los días más fuertes de venta durante la semana», añadieron. 

Posteriormente, cuando la situación sanitaria ha ido remitiendo, poco a poco, y las condiciones han ido mejorando, «se notó también una importante mejoría y una recuperación del nivel de actividad, reforzado por ofertas especiales: Segundas Rebajas, Día sin IVA, Financiación Total 0,0 y Límites 48 Horas, que nos permitieron enderezar el rumbo». 

La facturación de Navidad todavía fue insuficiente

A la hora de efectuar una valoración de las rebajas de invierno en Castellón como pulso de la situación actual del consumo, desde la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunitat Valenciana (Confecomerç) quisieron tener en cuenta otro factor.

Y es que «estas rebajas arrancaron en enero tras un balance de la campaña de Navidad poco favorable para el comercio. Se estimaba una pérdida de facturación del 10% respecto a cifras prepandemia, pero finalmente resultó ser de un 15% inferior a los niveles que solían darse antes de que estallar la crisis del coronavirus».


Compartir el artículo

stats