Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Conferencia de Presidentes se centrará en la crisis de Ucrania tras suspenderse la prevista hace 15 días

Puig urge una respuesta rápida ante «la emergencia energética»

El jefe del Consell defenderá hoy en La Palma intervenir los precios, a pesar del libre mercado

El president de la Generalitat, Ximo Puig, participa en el homenaje a los habitantes de La Palma.

Avisaba Ximo Puig durante la semana que aprovecharía la Conferencia de Presidentes para reclamar medidas urgentes y contundentes ante la crisis económica provocada por la guerra de Ucrania, especialmente por el auge de los precios, y la propuesta tiene concreción: intervenir los precios de la energía. Será la reivindicación que enunciará el president de la Generalitat ante sus homólogos autonómicos y el máximo responsable del Gobierno de España, Pedro Sánchez

Puig pedirá en el encuentro que se celebra este domingo en La Palma que Europa y España intervengan en el precio de la energía porque, indica, «de ello depende el futuro de muchas empresas y de las familias». «Las instituciones no vamos a dejar al libre mercado lo que no puede controlar en términos de solidaridad, de igualdad y de progreso», expresa desde la isla canaria en el acto de homenaje previo a los habitantes que sufrieron las consecuencias del volcán. 

El incremento de los índices del coste de la electricidad y los carburantes han ido marcando los titulares a lo largo de la última semana. Es una de las consecuencias de la guerra de Ucrania, la que directamente afecta a los bolsillos de los consumidores en la Comunitat Valenciana y supone un bocado a su poder adquisitivo. Un impacto real de lo que ocurre a 3.000 kilómetros, una circunstancia por la que Puig pide «actuar en consecuencia» y esa acción significa «intervenir los precios energéticos». Pero aunque su alegato sea ante el resto de presidentes autonómicos y el presidente del Gobierno de España la petición va a un nivel superior. Puig se dirige a Europa, «faro de los derechos fundamentales», y a que le pide que dé una respuesta ante lo que considera una «emergencia energética». Para esta insiste no solo en buscar soluciones a corto plazo, sino hacerlo también al medio y largo a través del fomento de las «energías renovables». 

El precio del gas está disparado

Su petición va más allá de desligar el gas del cálculo del precio de la electricidad. Esta la considera una «primera buena medida» que el presidente del Gobierno de España «está encabezando en toda Europa». No obstante, añade que al margen de esta petición, además de la intervención de precios, «es necesario que le demos también soluciones a las empresas que dependen del gas».

«En estos momentos el gas está descontrolado y hace que sean inviables muchos sectores empresariales importantísimos», asegura Puig en clara referencia a la industria cerámica, uno de los pilares fundamentales de la economía de la provincia de Castellón. Un sector, el del azulejo, que está sufriendo un importante varapalo por el fuerte encarecimiento del gas.

Cohesión y unidad

No es la única petición saldrá del discurso del jefe del Consell. Su intervención pondrá el acento en la necesidad de una unidad de acción en torno al Gobierno y la Unión Europa, una «cohesión política, social e institucional por defender los derechos y principios democráticos, defender nuestro modo de convivencia». «Lo que pasa en Ucrania nos afecta directamente», expresa. En esta unidad también se encuentran las llamadas a la solidaridad a la hora de atender a las personas refugiadas que llegan a España huyendo del conflicto y de destinar ayuda a las zonas más afectadas por la ofensiva rusa. 

La crisis de Ucrania y las respuestas a sus consecuencias socioeconómicas marcarán la agenda de la Conferencia de Presidentes que estaba prevista para hace dos semanas. El 24 de febrero Rusia comenzó su ataque a Ucrania. El encuentro de dirigentes autonómicos cayó. El orden de temas previstos se ha modificado.

Compartir el artículo

stats