Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS ENERGÉTICA

La factura del gas del azulejo de Castellón ya equivale al 60% de la facturación total

La producción del sector cae un 25% y cinco empresas están en ERTE con 1.581 trabajadores afectados

Línea de producción en una fábrica de cerámica de Castellón. GABRIEL UTIEL BLANCO

El sector cerámico de Castellón afronta uno de los periodos más delicados de su historia reciente, como consecuencia del fuerte incremento de uno de sus costes más importantes, el del gas natural. El sector teme un «colapso» de la actividad, indicó la patronal de fabricantes, Ascer. Una afirmación que se puede comprobar con números. Desde el inicio del intento de invasión a Ucrania por parte de Rusia el precio de esta fuente energética ronda los 200 euros por megavatio hora. Una cifra que multiplica por 10 la abonada hace tan solo un año.

Si se tiene en cuenta el consumo de gas anual del azulejo, que según Ascer es de 14,1 teravatios hora, el importe a pagar acapararía 2.820 millones de euros, el 58,1% de toda la facturación cosechada por los fabricantes en el 2021, que fue de 4.855 millones.

Fuentes del sector señalan que los costes energéticos, que incluyen también la electricidad, «suben continuamente, y si antes de la guerra eran de unos 120 millones de euros al mes, en breve acabarán en casi 500». De esta manera, añaden, es inevitable fabricar a pérdidas, ya que al precio del gas se suma el incremento de la luz, el combustible de los vehículos de transporte o los costes salariales.

Paradas y efecto en el empleo

Una de las primeras consecuencias del bache que sufre la principal industria de Castellón es la caída de la fabricación. El índice de producción industrial del mes de enero muestra que la cerámica descendió su ritmo en un 25,7% respecto al arranque del año pasado. Es la caída más fuerte desde el mes de abril del 2020, cuando el confinamiento de la población en el inicio de la pandemia hizo caer la actividad en un 57%.

Los efectos en el empleo también son patentes, en forma de presentación de expedientes de paro temporal. Desde el comienzo del 2022 hasta ahora hay cinco procesos de ERTE aprobados, que afectan a cinco empresas, situadas en la Vall d’Uixó, Nules, Sant Joan de Moró y Onda, y que incluyen a un total de 1.581 trabajadores. Entre las causas alegadas en los procedimientos son la escalada de precios del gas natural y la electricidad y el «desabastecimiento de la cadena de suministros, lo que ocasiona una sensible disminución de la demanda». El ERTE de mayor tamaño afecta a 911 personas, y se aplicará hasta finales de este año, con un máximo de 150 días por trabajador.

Impacto del sobrecoste del gas en el sector cerámico. Juan Carlos Gozalbo

Según ha podido saber este periódico son más las empresas que han dado el paso de interrumpir parcialmente la actividad, y que en estos momentos están en negociación con los representantes de los trabajadores, o a la espera de la aprobación administrativa. 

Bruselas abre la puerta a ayudas

La Unión Europea dio a conocer medidas para paliar el efecto de la guerra en la energía, que incluye un apartado dedicado a aquellas empresas que, como la cerámica, sufren por su continuidad. Se abre la puerta a que los países miembros puedan habilitar ayudas de Estado «en forma de apoyo a la liquidez (préstamos o garantías) por una duración máxima de seis meses para grandes empresas en crisis, o de hasta 18 meses para pymes. Las empresas que no están en crisis también pueden beneficiarse si enfrentan necesidades agudas de liquidez debido a circunstancias excepcionales e imprevistas», indica el documento. La comisión «está dispuesta a utilizar toda la flexibilidad de su caja de herramientas de ayuda para permitir que los estados apoyen a las empresas gravemente afectadas», añade.

Compartir el artículo

stats