Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

Solo el 15% de extranjeros que llegan a Castellón con permiso de trabajo tiene cualificación

Uno de cada tres permisos de trabajo es para peón agrícola o empleados domésticos

La agricultura es el sector que pide más permisos de trabajo a extranjeros. GABRIEL UTIEL BLANCO

Castellón vive en una paradoja laboral. Pese a que la tasa de paro roza el 12% y los profesionales que no encuentran trabajo superan los 36.000, hay decenas de empresas que tienen grandes dificultades para encontrar mano de obra. Solo en la hostelería las vacantes para esta temporada estival superan las 2.000 y compañías de la provincia de sectores como la construcción o el transporte también se las ven y se las desean para completar su plantilla. 

 Los problemas para contratar profesionales van a más y cada vez son más las empresas que buscan soluciones en el exterior. La asociación de empresarios de la hostelería de Orpesa, por ejemplo, ya ha planteado resucitar fórmulas como la contratación en origen, un sistema que en el último año permitió la llegada a Castellón de 854 profesionales extranjeros.

Los datos que maneja el Ministerio de Seguridad Social revelan que cada año el Gobierno autoriza a entre 800 y 900 extranjeros la residencia temporal y el trabajo por cuenta ajena en la provincia, un permiso que solicita un empresario de Castellón para la contratación de un trabajador que no se halla ni resida en España. 

De las 854 autorizaciones concedidas en el último año en Castellón, 565 fueron a hombres y 289 a mujeres, aunque lo significativo es de la estadística es que la inmensa mayoría de los inmigrantes que dejaron temporalmente su país para trabajar en Castellón lo hicieron para ocupar un puesto para el que no se precisa cualificación y solo el 15% fue para ocupar un empleo para el que se precisa una cualificación profesional.  

Así, casi un tercio de los que llegaron durante el último año se emplearon como peones agrarios (principalmente en el sector citrícola) o como empleados domésticos o de la limpieza. Otros 62 lo hicieron para trabajar en bares, restaurantes y hoteles, mientras que 60 cubrieron vacantes de dependientes del sector de la construcción y 54 del comercio.

Medio centenar de directivos

Los empleos de baja cualificación copan el grueso de los permisos de trabajo a extranjeros y quienes vienen a Castellón para trabajar como directores o en trabajos que se requiere una alta especialización son claramente una minoría: apenas 127. De esa cifra, 55 eran directivos y gerentes; 24 técnicos y profesionales científicos e intelectuales; 28 trabajadores cualificados de las industrias manufacturares (excepto operadores de instalaciones y máquinas); 13 profesionales cualificados de la construcción y 7 trabajadores cualificados del sector agrícola. 

En el conjunto de la Comunitat, la proporción es muy similar y solo 1.154 de los casi 9.500 extranjeros con permiso laboral ocuparon una vacante para la que se requería cualificación. 

Compartir el artículo

stats