Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONGRESO QUALICER

La cerámica de Castellón clama contra el poco respaldo de las administraciones para crecer

Para el responsable de Keraben «no existe un peor país para invertir que España»

Mesa redonda sobre los cambios en la cadena de valor de la cerámica. ANDREU ESTEBAN

Uno de los foros de debate de referencia sobre el sector cerámico a nivel mundial, el congreso Qualicer, reúne los días 20 y 21 de junio en su 17ª edición a 600 congresistas de 20 países para analizar un momento crucial para el futuro de la industria. Desde su anterior edición, en febrero del 2020, las empresas han tenido que afrontar la pandemia, el colapso del tráfico marítimo mundial, el incremento de costes del gas, la incertidumbre para obtener materias primas por la guerra en Ucrania o, hace solo unos días, el bloqueo de Argelia a las relaciones comerciales.

Ninguno de estos temas quedó sin tratar en las sesiones más destacadas de la primera jornada. Una de las que aportó mayor contenido fue la mesa dedicada a los cambios en la cadena de valor, en la que se puso de manifiesto la necesidad de que las administraciones presten mayor apoyo para garantizar el futuro del clúster.

Para José Luis Lanuza, el responsable de la división de azulejos del grupo británico Victoria, propietario de la empresa Keraben, «no hay peor país para invertir que España», y para ello expuso la experiencia de las fábricas del grupo situadas en Italia y Turquía. «Turquía tiene costes más bajos, cuenta con materias primas y no tiene toda la regulación de la Unión Europea, pero sorprende que Italia ofrezca unas alternativas de inversión más atractivas», comentó. Lanuza añadió que en España «hay problemas desde que inicias un proyecto, con trabas burocráticas entre diferentes administraciones». En cuanto al respaldo de las instituciones a la industria, afirmó que este apoyo «se tiene que demostrar con hechos».

Su intervención también incluyó la hoja de ruta para la descarbonización. Sobre los proyectos sobre hidrógeno verde, «en Italia sabemos cómo se quiere implantar y aquí no sabemos dónde acudir», para acabar criticando que se quieran poner nuevas tasas por las emisiones de CO2, cuando en estos momentos no hay alternativas viables para cambiar de manera de producir.

Ir al exterior

Las aportaciones de los expertos también hicieron mención a la posibilidad de trasladar parte de la producción a otros países. Pascual Parra, responsable comercial del grupo de esmaltes Altadia, indicó que en su caso «hemos buscado implantación en diferentes polos cerámicos», con lo que se han repartido las unidades productivas «en otras zonas geográficas, lo que nos ha dado oxígeno». Respecto a la crisis de materias primas causada por la guerra en Ucrania, «si quieres mantener el nivel, hay que plantear la producción cerca de donde están estas materias primas», por el coste del transporte de arcillas o incluso las políticas proteccionistas, que encarecen la importación desde países como Turquía.

La mesa redonda, moderada por Giorgio Severi, de SITI B&T, contó también con Francisco Javier Tomás, de Efi, quien destacó que en el caso de la maquinaria «la solución no es deslocalizar, porque ahora los clientes valoran más otras cosas: hay menos conversaciones basadas en el coste y más sobre cumplir plazos de entrega». Además se expuso que la demanda de cerámica sigue al alza, a la espera de ver la evolución en los próximos meses. 

Los debates más destacados de la primera jornada

SOSTENIBILIDAD: El secretario general de Ascer, Alberto Echavarría, destacó que la sostenibilidad «se busca cada vez más como elemento diferenciador». Desde la patronal de Estados Unidos, Eric Astrachan destacó que la cerámica, en comparación con rivales como el vinilo, «es el que menos aporta en el calentamiento global», lo que se suma a su amplio ciclo de vida y una capacidad de reciclaje que no tienen otros tipos de suelo.

LOGÍSTICA: El incremento de precios de fletes ha sido muy fuerte en el último año, aunque desde España se recuerda que el problema «es global», señaló Alberto Echavarría, «y en el sector lo manejamos bastante bien dentro de lo que cabe, en comparación con la interrupción de procesos productivos en la automoción». Cree que el problema «también es una oportunidad», ya que para mover materiales desde Turquía o China es más caro que desde España.

FILIALES EN EEUU: El responsable de la organización norteamericana animó a que el azulejo europeo monte unidades de producción en su país. «El aumento del coste del gas es mucho menor, tenemos esta energía disponible y también materias primas», expuso.

EL PAPEL DE LAS FERIAS: Se puso de manifiesto la paradoja del gran incremento de las ventas en un periodo marcado por la ausencia de ferias presenciales. Pese a ello, desde Confindustria Italia indicaron que su papel «es valioso por su valor añadido», aunque deben adaptarse más al nuevo entorno digital.

Compartir el artículo

stats