Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CLAUSURA DE QUALICER 2022

Las renovables harán viables los hornos eléctricos para la cerámica

Desde la Generalitat recalcan la voluntad de acelerar las plantas éolicas y solares para acometer la descarbonización de la industria

Mesa de debate en la segunda jornada de Qualicer 2022. DAVID GARCIA FERNANDEZ

El congreso dedicado a la calidad cerámica, Qualicer 2022, cerró ayer sus puertas después de dos jornadas en las que el futuro de la energía aplicada a la industria cerámica centró las principales intervenciones. Así fue también con la mesa redonda final, en la que se trataron las posibilidades de que sean hornos eléctricos los que sustituyan a los sistemas de fabricación a base de gas natural.

Una propuesta que parece aventurada, debido al elevado precio de la electricidad, pero que el despliegue de las renovables podría hacer factible. Así lo expresó el director general de la compañía Kerajet, José Vicente Tomás, a preguntas del moderador, el director de la Asociación de Investigación de las Industrias Cerámicas (ITC-Aice), Gustavo Mallol. 

«Con el uso de hornos de hidrógeno se pierde mucha eficiencia, algo que no ocurre con la electricidad», mencionó Tomás, para añadir que el hidrógeno «solo funcionaría si de cada 100 euros para ponerlo en marcha, 85 se ponen desde la Administración», por el elevado consumo energético para generar el hidrógeno con fuentes renovables. Su compañía tiene una instalación piloto, un horno de cuatro megavatios de potencia, que por el momento no es viable económicamente. «La energía a futuro tiene que bajar su precio de forma importante, más que el gas, así que esta vía puede ser muy competitiva», expresó.

Agilizar proyectos

Para cambiar el gas por la electricidad en procesos industriales es necesario multiplicar hasta por 10 la actual capacidad. En este sentido, la secretaria autonómica de Economía, Empar Martínez Bonafé, recordó que las empresas de la Comunitat «han tenido un aumento exponencial de instalaciones de autoconsumo, si bien esto no es suficiente porque es un porcentaje muy pequeño respecto a la demanda de electrificación», por lo que la respuesta es «acelerar las plantas de renovables», para lo que la Administración autonómica ha agilizado procesos y dotado de más personal para analizar los proyectos presentados.

Por su parte, el delegado comercial de la zona Este de Iberdrola, Joaquín Longares, aseguró que en el caso de las fábricas cerámicas «no faltará energía, ya que los hornos eléctricos tendrían un consumo menor a los 16 teravatios hora que emplea el sector en gas natural en la actualidad». Eso sí, advirtió de que hay retos como el incremento de la tensión para las fábricas, o disponer de subestaciones eléctricas para que este cambio resulte factible. 

Las ayudas de la Generalitat se convocarán a principios de julio

La secretaria autonómica de Economía expuso la intención de acompañar al sector tanto en los procesos de descarbonización de la industria como en las ayudas para hacer frente a la crisis energética y la guerra de Ucrania. En este sentido, detalló que las ayudas anunciadas desde la Generalitat para las empresas gasintensivas que quedaron fuera de las ayudas estatales «se convocarán en la primera semana de julio».

Por otro lado, anunció que la resolución de la primera convocatoria de medidas para estrategias industriales se publicará esta semana. «Es la primera vez que las ponemos en marcha, con vocación de continuidad», lo que se suma a otras iniciativas que subvencionan hasta el 35% de proyectos de fábricas para la renovación de los equipamientos.


Compartir el artículo

stats