Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA EMPRESA ARRASTRA PROBLEMAS DESDE HACE AÑOS

Todagres pone fecha a la negociación para un despido colectivo

La compañía afirma que toma la decisión por el «complicado escenario» económico

El estand de Todagres en Cersaie, sin actividad. BARTOMEU ROIG

Los trabajadores de la histórica azulejera de Vila-real Todagres ya conocen de forma oficial el inicio del periodo de consultas para conocer los detalles sobre el inminente cierre de la empresa, así como un despido colectivo en forma de expediente de regulación de empleo (ERE). Será el próximo martes, día 11 de octubre, cuando se produzca este encuentro, según han confirmado a Mediterráneo fuentes sindicales. «Hasta el 10 de noviembre los empleados seguirán yendo a trabajar, ya que una vez conocido lo que plantee la empresa, hay un plazo de 30 días», añadieron.

Tal y como indicaron desde la representación de los empleados, la plantilla actual sigue acudiendo a sus puestos. «No hay actividad de hornos, pero se clasifica material y estoc, y se realizan las cargas de material». Todo como paso previo a la clausura de las instalaciones.

La propiedad de la empresa, el grupo murciano Fuertes, recalca que la decisión de poner fin a la andadura «responde a la situación actual y al complicado escenario de la empresa, derivado de su inviabilidad a nivel operativo y económico a lo largo de los años». Fuertes se hizo cargo de Todagres hace casi una década, pero en todo este tiempo no fue capaz de relanzar el peso de una de las primeras compañías del sector. Con este cierre, el grupo opta por replegarse al sector agroalimentario, su principal actividad, con marcas tan conocidas como El Pozo.

Precedente en la feria

La señal más inmediata de lo ocurrido se dio la semana pasada. Según avanzó este periódico, la empresa tenía que haber acudido a la feria de Bolonia, Cersaie, pero apenas unos días antes de salir hacia Italia se comunicó la cancelación de su presencia. De esta manera, el estand, ya montado, se quedó vacío durante las cinco jornadas. No ha sido hasta esta semana cuando se ha comunicado la convocatoria del próximo martes, que por normativa debe anunciarse con siete días de anticipación.

La empresa contaba con unos 170 trabajadores, aunque una decena de ellos han salido voluntariamente en los últimos días al tener otras opciones laborales. El resto está a la espera de ver lo que les ofrece Fuertes, y también saber si el ERE afecta a la totalidad de la plantilla, o como se presupone habrá gente que continuará hasta que se liquide el estoc disponible y llegue el cierre definitivo. 

Compartir el artículo

stats