Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Declaración conjunta

Cumbre de Castellón: Un marco regulatorio para potenciar la relación económica entre Rumanía y España

Ambos gobiernos acuerdan más de cuarenta puntos de apoyo y siete memorandos en la cumbre

Pedro Sánchez y el primer ministro rumano, Nicolae Ciuca. Gabriel Utiel

Una declaración conjunta con más de 40 puntos y siete memorandos fue el resultado práctico que deparó la cumbre hispano-rumana celebrada ayer en Castelló. Los acuerdos abarcan campos tan diversos como la historia, la economía, la defensa, el trabajo o la educación. Entre ellos, destaca el compromiso de «desarrollar un marco regulatorio estable y con garantía de futuro» que vele por el crecimiento de la relación económica entre España y Rumanía.

Ambos países, de hecho, se felicitan en la declaración conjunta por la «sólida» relación económica entre ellos, «que se ha intensificado considerablemente» desde la adhesión de Rumanía a la Unión Europea en el pasado año 2007. De este modo, en el documento adoptado por el presidente Pedro Sánchez y el primer ministro Nicolae Ciuca se remarca el deseo de que «continúe creciendo, especialmente en sectores cruciales para ambos países, como las energías renovables, la infraestructura de transporte, el sector automovilístico y otras manufacturas, las TIC, la I+D, la agricultura, la digitalización y el turismo». 

Entre los puntos de la declaración conjunta cabe reseñar también el acuerdo para mantener la alianza en la protección laboral y social, con el objeto de reforzar las relaciones, especialmente en el área de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, así como de empleo, para «avanzar en el intercambio de información y buenas prácticas» en el sector.

Salud y otros asuntos 

En su comparecencia, el primer ministro Ciuca señaló, entre otros asuntos, que Rumanía podía «aprender mucho» del servicio de salud español, un apunte que se refleja también en el documento final.

Además de los acuerdos en materia de Defensa, la declaración conjunta valora, «en un contexto en el que abundan los retos y las amenazas transnacionales, la necesidad de una cooperación ambiciosa a fin de combatir eficazmente la trata y el tráfico de seres humanos», así como «la delincuencia transnacional organizada». 

Otro aspecto que aborda el texto es el de la crisis energética. De hecho, Ciuca tuvo buenas palabras para la llamada «excepción ibérica», y en la mentada declaración se aboga por «una transición a la energía verde a través de la renovable, la eficiencia energética y la electrificación» que es, indican, «la mejor solución para garantizar un suministro asequible, seguro y sostenible» en toda la UE.

Reuniones bilaterales 

La matinal estuvo repleta de reuniones bilaterales entre los diferentes departamentos. La delegación rumana estuvo formada por el ministro de Trabajo y Solidaridad Social, Marius-Constantin Budãi; el ministro de Asuntos Exteriores, Bogdan Lucian Aurescu; el ministro de Defensa, Angel Tîlvãr; el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Petre Daea; el ministro de Desarrollo, Obras Públicas y Administración, Attila-Zoltán Cseke, y el ministro de Salud, Alexandru Rafil; y la española por la vicepresidenta y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares; la de Defensa, Margarita Robles; el de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; la de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, y la de Sanidad, Carolina Darias . 

Compartir el artículo

stats