examen este domingo en la universitat jaume i

Nueva macrooposición de Sanitat en Castellón en plena polémica por Enfermería

La prueba de auxiliar administrativo bate todos los récord con casi 3.000 inscritos

Protesta del sindicato Satse por el examen de Enfermería.

Protesta del sindicato Satse por el examen de Enfermería. / Mediterráneo

Si la polémica oposición de Enfermería celebrada a finales de noviembre fue de récord en cuanto a personas inscritas, la de este domingo lo es todavía más. Se trata de la oferta pública de empleo (OPE) para auxiliares administrativos dependientes de la Conselleria de Sanitat, es decir, para trabajar en centros de salud u hospitales. En concreto, en la provincia de Castellón, hay inscritas 2.976 personas.

El examen se celebrará este próximo domingo en las facultades de Ciencias Experimentales y Ciencias Jurídicas y Económicas de la Universitat Jaume I.

En total, en la Comunitat, hay 26.453 opositores que competirán por una de las 863 plazas ofertadas, lo que supone 30 inscritos por cada puesto en juego. 

Esta nueva macrooposición llega en un momento en el que las pruebas de estabilización de empleo de la Conselleria de Sanitat están generando polémica por la dificultad de las preguntas, en especial, la de Enfermería.

Alegaciones a la oposición de Enfermería

Actualmente, la Conselleria de Sanitat se encuentra recontando las alegaciones presentadas contra este polémico examen que tanto revuelo está causando. El pasado viernes acabó el plazo para que los cerca de 25.000 inscritos, casi 2.600 de ellos en la provincia de Castellón, presentarán sus reclamaciones administrativas contra aquellas preguntas que consideran que no se ajustan al temario o contra las que creen que la respuesta correcta no se ajusta al contenido.

A pesar de que el registro de las mismas se debía formular de manera digital, fuentes de Sanitat han asegurado que las alegaciones tienen que llegar a un registro general y ahí discriminar si se hace alusión a esta cuestión o a otras, por lo que todavía no pueden dar una cifra sobre las alegaciones planteadas. Una cifra que se aventura significativa teniendo en cuenta el gran malestar y críticas suscitadas por el examen planteado. De forma paralela a las alegaciones, por vía administrativa, estarían las impugnaciones en el terreno judicial.

El sindicato de enfermería Satse reclamó ayer, en una concentración ante la Conselleria de Sanitat, «una respuesta» ante la polémica generada por el examen al considerar que no cumple «el espíritu» de la oposición de «estabilizar el empleo sanitario».