Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA COMISIÓN TERRITORIAL DE LA GENERALITAT REFLEJARÁ ESTA MEDIDA EN SU DICTAMEN FINAL

El Plan General afianza la seguridad jurídica en la concesión de licencias en Castelló

La norma transitoria caduca en abril pero Urbanismo avalará los permisos solicitados

Imagen aérea de la zona de la plaza de la Independencia de Castelló.

El Plan General Estructural aprobado por la Comisión Territorial de Urbanismo de la Generalitat valenciana el pasado viernes afianza la seguridad jurídica en la concesión de licencias de construcción, por lo que no existe riesgo alguno de que Castelló pierda su legalidad urbanística ahora recuperada más allá del 30 de abril del 2022 (fecha en la que caducan las normas transitorias) y en el caso de que no estuviera aprobado el Plan Pormenorizado. Así lo reflejará la Comisión Territorial en su dictamen final sobre el documento. Un texto que se publicará antes de final de año en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) para su entrada en vigor en los próximos días, tal y como aseguró ayer el concejal de Urbanismo y Obras, José Luis López, a este diario.

Mientras, y una vez ratificado ya el Plan General Estructural (esqueleto sobre el que descansa la ciudad y que refleja los usos del suelo y los equipamientos), el Ayuntamiento de Castellón centra ahora sus esfuerzos en dar luz verde a la otra parte del Plan General: el Pormenorizado, que es el texto que recogerá la distribución de calles, zonas verdes o dotaciones de los barrios y que es competencia exclusiva del consistorio.

Comisión de valoración

En este sentido, los técnicos municipales central sus esfuerzos en dar respuesta a las 379 alegaciones que resultaron de la segunda exposición al público (248 corresponde a la ubicación del futuro Espai de la Música que contemplará el conservatorio) y que en unos dos meses deberían estar resueltas para luego someterlas a la valoración de la Comisión de Evaluación Ambiental Municipal (formada por personal técnico funcionario) y, seguidamente, a la aprobación del pleno municipal.

«No obstante, estamos intentando agilizar los plazos para disponer de esta parte del Plan General cuanto antes», apostilló López. El Ayuntamiento de Castelló lleva trabajando alrededor de seis años en este documento. A los estudios y análisis municipales se suman los 17 talleres dirigidos a la ciudadanía que se realizaron en el 2018 con el fin de informar a los vecinos de los diferentes distritos de la capital de la Plana.

Así las cosas, y tras más de una década de años en el limbo jurídico, el urbanismo ha vuelto a tener seguridad jurídica en Castelló. La ciudad ha recuperado su marco legal que equilibra el desarrollo de suelo residencial, industrial y terciario. 

Compartir el artículo

stats