Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LAS CONSTRUIDAS ANTES DEL 20 DE AGOSTO DEL 2014 ESTÁN REGULARIZADAS

La Generalitat rastreará la Marjaleria de Castelló para detectar las viviendas ilegales

Urbanismo realizará un barrido cartográfico cada año para captar las irregularidades

Imagen de la acequia la Molinera en la Marjaleria de Castelló.

Cerco a las viviendas ilegales de la Marjaleria --y otras zonas-- de Castelló a través del rastreo que realizará la Generalitat valenciana cada año con el fin de detectar las irregularidades urbanísticas que pudieran existir. Así lo adelantó ayer el director general de Urbanismo, Vicente García Nebot, al periódico Mediterráneo, quien concretó que esta herramienta es «un apoyo al cumplimiento del Plan General y de la ley».

Y para que este control sea exhaustivo, la Agencia Valenciana de Protección del Territorio, que comenzará su andadura en el mes de febrero, utilizará un sistema cartográfico con el que llevará a cabo un barrido en territorio no urbanizable (esté protegido o no). «La obligación de la administración autonómica es mantener la disciplina urbanística y disuadir a la ciudadanía de construir una vivienda en el suelo donde es ilegal hacerlo», afimó García Nebot.

Reuniones de trabajo

El responsable del urbanismo de la Conselleria de Política Territorial también recordó que los propietarios de las edificaciones construidas antes del 20 de agosto del 2014 «pueden estar tranquilos porque sus viviendas son legales», pero quien después de esta fecha haya construido en suelo no urbanizable debe recordar «que está bajo la lupa de las administraciones». De hecho, los representantes de esta agencia valenciana ya han mantenido reuniones con las jefaturas policiales autonómicas con el fin de que mantengan encuentros de trabajo con la Policía Local, guardia rural o Guardia Civil para organizar los controles que también deberán realizar en estas zonas de la ciudad de Castelló.

«Además, en el momento en el que detectemos una vivienda ilegal preguntaremos también en el Ayuntamiento si tiene algún expediente de infracción urbanística», destacó el director general.

Por otra parte, hay que destacar que, con el fin de evitar problemas, los propietarios de estas viviendas que pudieran encontrarse en situación dudosa por lo que respecta a su regularización ya pueden iniciar el proceso de legalización de las mismas. 

Vicent García Nebot es el director general de Urbanismo de la Conselleria de Política Territorial.. MEDITERRÁNEO

Licencia de habitabilidad

La entrada en vigor del Plan General Estructural avala este trámite urbanístico que supondrá, finalmente, la obtención de la licencia de habitabilidad para estas casas con el fin de que dispongan, entre otros servicios, de luz y de agua.

García Nebot recordó que el nuevo ordenamiento urbanístico aprobado por la Comisión Territorial en diciembre anula el Plan Especial de la Marjaleria. 

Facilidades para las licencias urbanísticas y de actividad

La Generalitat valenciana cuenta con un servicio al que se pueden adherir los ayuntamientos (el de Castelló sí lo ha hecho) con el fin de, a través de entidades urbanísticas de colaboración, poder ayudar a la ciudadanía a que le sea más fácil presentar la documentación necesaria para la solicitud de licencias urbanísticas y de actividad.

De esta forma, al disponer el ciudadano de los textos correctos, el consistorio puede otorgar los permisos en cuestión de forma más rápida y agilizar los trámites, tal y como explicó el director general de Urbanismo, Vicente García Nebot. Los interesados en esta medida pueden consultar la información al detalle a través de la web www.gva.es, en el apartado de urbanismo, en la página de la Conselleria de Política Territorial de la Generalitat.

El objetivo de esta medida es proporcionar a la ciudadanía un mayor número de herramientas para facilitarle su relación con la administración y, principalmente, con las cuestiones relacionadas con la materia urbanística, afirmó García Nebot en declaraciones a este diario. p. aguilar


Compartir el artículo

stats