Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

El Castellón toma notas tras la derrota ante el Barça Atlètic

Toca sincronizar bien las líneas con el 1-4-3-3, corregir los errores y, además, tener paciencia

El Castellón cayó derrotado de forma injusta en su estreno liguero en Barcelona.

Un partido que pudo haber acabado con triunfo del CD Castellón o con empate, finalizó de la forma más cruel: encajando un gol en contra en el minuto 95+53. Fue a la salida de un córner cuando el central rival que subió a rematar sin fortuna dos anteriores saques de esquina, en el tercero se anticipó a todos y cabeceó al fondo de las mallas. Ni se sacó del centro del campo. Fue un palo en un choque en el que hubo polémica por dos goles anulados, uno para cada uno. 

El conjunto albinegro, en líneas generales, estuvo correcto. No se le puede exigir a un equipo que en la primera jornada funcione como un reloj suizo, sin fallar. El grupo se tiene que engrasar bien y ayer, siete de los once que formaban la alineación titular, eran fichajes nuevos de esta temporada 2022/23. Durante el choque, hubo momentos de sufrimiento y momentos donde el equipo orellut tocó bien el balón y llegó arriba con cierto peligro.

La portería

Los de los goles fueron prácticamente imparables. En el tercero nadie puede rematar de cabeza un saque de esquina desde el área pequeña. Sarr realizó paradas taquicárdicas porque se le escurrió el balón de las manos en varias ocasiones. Es joven y ante el Valencia dejó claro ser válido para el equipo. El debate en la portería está ahí, por lo que habrá que ver qué sucede el domingo con Alfonso Pastor ya disponible.

La defensa

Manu Sánchez empezó sufriendo con el escurridizo Estanis, pero acabó dominando bien su puesto. Los centrales tuvieron algún despiste, pero estuvo mejor Iago Indias que Óscar Gil. En el lateral izquierdo Salva Ruiz cumplió en la primera parte, pero tras el descanso por su banda el Barça Atlètic apretó mucho y por allí llegó el golazo de Ilias, al que no le debieron dejar lanzar.

La medular

Se jugó con una especie de tridente, con un Pablo Hernández muy trabajador, con Josep Calavera intentando imponer su ley y Cristian Rodríguez intentando recuperar balones. Faltó algo de mando, tener más el balón, aguantarlo y distribuirlo. El primer tiempo acabó con una posesión de 58-42% para los locales, y el tiempo reglamentario finalizó con un porcentaje de 63-37.

La delantera

Hubo un solo hombre de referencia como Dani Romera, que gustó en el estreno, con un activo Jeremy de León por la derecha con buenas acciones, pero al que le falta fuerza en el uno contra uno, cuando le cuerpean. Encara y no tiene miedo a lo que venga. Y Koné por la izquierda intentando hacer esos regates, apurando, para intentar el centro. Se lanzó y se creó bastante peligro. 

Compartir el artículo

stats