INFORME DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE VALENCIA

La cerámica se mantiene como un puntal de las exportaciones de la Comunitat

Es el segundo producto que más factura, y el que más toneladas envía al exterior

Operación de carga de cerámica con destino a su distribución.

Operación de carga de cerámica con destino a su distribución. / Gabriel Utiel

Bartomeu Roig

Bartomeu Roig

No son momentos fáciles para la cerámica. Sus fabricantes no esperan que la actividad empiece a recuperarse a corto plazo, debido al pulso débil de la construcción en algunos de sus mercados más importantes, así como a los efectos de la crisis energética que arrastra desde finales del 2021. A pesar de la incertidumbre, y de la necesidad de establecer nuevas medidas para salvaguardar a esta industria y sus puestos de trabajo, la cerámica se mantiene como uno de los puntales de la economía de la Comunitat.

Esta afirmación se pone de manifiesto en un informe sobre exportaciones que ha elaborado la Cámara de Comercio de Valencia, en el periodo comprendido entre enero y septiembre de este año, que muestra cómo el azulejo ocupa un lugar preferente. En facturación, la primera posición está ocupada por los coches de turismo, con 3.301,39 millones de euros, mientras que las baldosas de cerámica se sitúan inmediatamente en la segunda posición, con 2.650,66 millones de euros. La principal industria de Castellón supera con una gran distancia a los cítricos, que facturan algo más de 1.510 millones.

La clasificación incluye a otro elemento relevante del clúster, como son los esmaltes y colores para la cerámica. Ocupan el sexto puesto de toda la Comunitat, con 659,34 millones de euros.

Por volumen

Además, las exportaciones cerámicas ocupan, por una amplia diferencia, el primer lugar en toneladas enviadas desde la Comunitat. Son más de 4,5 millones de toneladas, por lo que triplican el peso del segmento situado en el segundo puesto, el de los agrios, con 1,3 millones.

De esta manera, la industria de revestimientos y pavimentos se convierte en un elemento clave del comercio exterior del territorio autonómico, si bien las comparaciones con el mismo periodo del año anterior reflejan un fuerte descenso. La cerámica retrocedió un 22,2% en facturación de las exportaciones, mientras que por peso esta caída llega al 30,4%.

Valoraciones

El documento de la Cámara de Valencia aporta las principales claves del retroceso de los envíos de productos de la Comunitat al resto del mundo. Unas explicaciones que, en la mayoría de casos, se ajustan a la situación de la cerámica. Tras señalar que Madrid y Andalucía también muestran un retroceso tras los buenos resultados del 2022, inciden en "el comportamiento de la demanda de los mercados exteriores", que ha ido a menos en los últimos meses. "El 56,5% de las exportaciones valencianas tiene como mercado la Unión Europea. Es el mercado que mejor se está comportando, a pesar de que de ser la zona geográfica cuyo crecimiento económico está sufriendo con mayor intensidad la desaceleración económica en el 2023 y será una de las que menos crezcan en 2024".

Otro aspecto a reseñar tiene que ver con la pérdida de competitividad de los productos de la Comunitat respecto a otros proveedores mundiales, especialmente fuera de Europa. "Los bienes exportados experimentaron a lo largo del 2022 un intenso crecimiento de sus precios, llegando a alcanzar tasas cercanas al 14% a mediados de año. Situación que explicaba parte del notable incremento registrado por las exportaciones valencianas en términos de valor". Esto ha supuesto un lastre para "la competitividad de los productos valencianos en los mercados exteriores, sobre todo en los mercados no europeos, apenas compensado por la depreciación del euro con respecto al dólar. Una situación que se ha traducido en una caída en términos reales (toneladas) durante el año 2023".

Evolución

En el caso del apartado de productos minerales no metálicos, compuesto en la Comunitat en su gran mayoría por la industria azulejera, en el 2022 los precios escalaron hasta un 16,7%. Una subida que también se da en el 2023, pero a un ritmo muy inferior, del 3,7%.

En cuanto a las conclusiones, se apunta a una recuperación de las exportaciones a partir del segundo semestre del 2024, y se marcan como retos "expandir sus mercados en un escenario de incertidumbre generado por los diferentes conflictos geopolíticos internacionales y la tendencia al aumento de medidas no arancelarias que vienen aplicando diferentes mercados a nivel mundial".