El Ayuntamiento de Burriana reserva 180.000 euros de los remanentes del 2020 para acelerar la reapertura del Museu de la Taronja, tras casi 9 años clausurado por impagos. La intención del equipo de gobierno es tener disponible esa cantidad para, en el momento en que quede resuelta la situación legal de la Fundación, liquidar la deuda que arrastra la entidad en facturas acumuladas y sueldos de las trabajadoras.

El pleno ordinario de esta tarde ratificará la modificación de crédito que permitirá crear una partida presupuestaria para este fin, así como redistribuir los más de 1,3 millones de euros provenientes del superávit en diferentes inversiones, como la creación de bonos para el comercio, la mejora de áreas infantiles y parques caninos de la localidad. 

Inversiones previstas con el remanente del presupuesto del 2020

Inversiones previstas con el remanente del presupuesto del 2020

Queremos tener preparados los 180.000 euros para que, cuando estén los nuevos Estatutos y nos reunamos las partes implicadas para aprobarlos, podamos desbloquear el proyecto de manera definitiva

Vicent Granel - Concejal de Cultura

El concejal de Cultura, Vicent Granel, explica que «lo que queremos es no retrasar la reapertura, pretendemos tener preparada esa cuantía para que, cuando estén los nuevos Estatutos y nos reunamos las partes implicadas para aprobarlos, concretemos las cantidades que debemos aportar cada administración para desbloquearlo de manera definitiva». Cabe recordar que los servicios jurídicos del consistorio y la Generalitat están elaborando unas nuevas disposiciones, con el objetivo de encontrar el marco legal más adecuado para el futuro del recinto.

Modernización

El edil incide en que, además de solventar el déficit, se tendrá que invertir en la modernización del espacio expositivo, ya que «la realidad es que es un museo del siglo XX y será necesario digitalizarlo para adaptarlo a esta época». No obstante, aunque esta aportación municipal no sirva para asumir todas las necesidades que precisa el edificio, supone un progreso para «desbloquear el embrollo y que el Museu vuelva a abrir las puertas tras permanecer cerradas desde verano del 2012», tal y como remarca la concejala de Hacienda, Cristina Rius. 

Los ajustes económicos producto del superávit del pasado ejercicio permitirán una relación de inversiones que Rius califica como «proyectos e iniciativas estratégicas para el municipio». 

En esta línea, contemplan destinar 100.000 euros a la mejora de parques y jardines, que forma parte de la estrategia Edusi, con la proyección de la construcción de una pista de skate, así como instalar nuevas áreas infantiles. También hace hincapié en los 200.000 euros que asignarán al convenio con la Confederación de Comercio para la gestión de bonos para dar impulso al comercio local.