Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malestar por falta de información

Socios de Nulexport reclaman el cobro de la campaña cítrica

El presidente de la cooperativa dice que la asamblea se retrasa a causa del covid-19

Socios de Nulexport reclaman el cobro de la campaña cítrica Mònica Mira

Unos treinta socios de Nulexport se concentraron ayer en las instalaciones de la cooperativa nulense para, según indicaron, reclamar explicaciones a la gerencia y la presidencia de la entidad sobre el retraso en las liquidaciones de la campaña de clemenules. Un clima generado, según reconoció el presidente a Mediterráneo, Vicente Vicent, como consecuencia de la imposibilidad, por las restricciones de la pandemia del covid-19, de celebrar la asamblea en la que informarían al respecto.

Los socios exigen explicaciones urgentes. Su principal temor es que, como ya sucediera hace dos años, cierren el ejercicio sin ningún ingreso, lo que sería "insoportable", advierten, después de una época especialmente complicada, agravada por la crisis interna a la que se enfrentó la cooperativa hace ahora dos temporadas.

Problema de aforo

Nulexport tiene en la actualidad unos 360 socios, de los cuales, en condiciones normales, alrededor de 200, según indicó el presidente, acudirían a la asamblea general. El problema al que se enfrenta la entidad es que no hay ningún local que permita reunir siquiera a la mitad de los interesados, a pesar de que aseguran que se cumpliría estrictamente con todas las exigencias sanitarias establecidas.

Las liquidaciones, según afirmó ayer Vicent, "están supeditadas al proyecto que estamos tratando de sacar adelante", sin concretar en qué consiste. Una condición que ya han trasladado en una circular a los socios y que depende de su aprobación en una asamblea que no pueden celebrar.

Vicent, que asumió el rescate de la Nulexport hace dos años en un momento crítico, afirmó ayer que «comprendemos la preocupación de los socios, yo también lo soy», y pidió tranquilidad y no "difundir mensajes alarmistas que pueden desprestigiar a la cooperativa" sin que exista fundamento, según dice, para desconfiar.

Sin embargo, desde el otro lado, los movilizados ayer tienen serias dudas y piden información clara y sin dilación. Su malestar estriba en el hecho de no saber si les va a salir a cuenta seguir adelantando dinero para mantener sus plantaciones de cítricos, al no tener una idea mínima de si, al menos, cubrirán los gastos.

Compartir el artículo

stats