Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Propuesta enmarcada en las fiestas patronales

Nules triunfa con un museo al aire libre de esculturas de metal que se pueden tocar y subir encima

El escultor José Antonio Collado envía comprometidos mensajes esculpidos en un hierro ‘tocable’

La burra frente a la Biblioteca a la que se puede montar está teniendo un gran éxito. Mònica Mira

Pasear por las calles de Nules estos días está siendo una experiencia artística llena de sorpresas. Igual te encuentras con un jabalí gigante o una mosca de dimensiones colosales, que doblas una esquina y te saluda una osa puesta en pie o unas hormigas templarias y lectoras a la sombra de un monarca que las observa tan inerte como lo están ellas. Animales y escenas distribuidos a lo largo de la localidad tienen dos únicas coincidencias: son fruto de la creatividad de un artista y están esculpidas en metal.

De hierro frío a hierro vivo, ese es el nombre de la apuesta cultural que más expectación está creando entre vecinos y visitantes dentro de la programación de las fiestas patronales de la Soledad.

José Antonio Collado es el autor de una singular muestra escultórica que rompe con la barrera del no tocar y saca el arte a la calle, para que sea un poco más de todos. Así entiende su obra un hombre que envía mensajes tan subliminales como explícitos en unas creaciones con una indiscutible vinculación con lo natural, desde la paradoja de estar trabajando con un material que, a priori, podría parecer que está en las antípodas de la sensibilidad que su autor transmite al darle forma.

Collado con el espectacular jabalí que puede verse en el Mercado. Mònica Mira

Las piezas de menor tamaño, que también las tiene, entre las que no faltan sus emblemáticas hormigas o sus hombrecillos con una fuerza desproporcionada o en situaciones de equilibrio imposible, están expuestas en la Biblioteca Municipal junto con la muestra pictórica de Jacinto Domínguez, Del cubismo al abstracto lírico, una colección que llena de luz e intensidad la sala, convirtiéndose ambos en una conjunción perfecta al alcance del público en general y que estará abierta hasta mañana sábado.

Las esculturas expuestas al aire libre están suscitando el interés y la expectación que desde la concejalía de Cultura que dirige María José Esteban se esperaba. Especial éxito están teniendo el nido gigante o la burra que invita, sin matices, a montar sobre ella y fotografiarse. Imposible pasear por Nules y no sentirse atraído por la particular ternura de las criaturas de Collado.

Unos días intensos de celebraciones

Al municipio le esperan los días más intensos de sus fiestas patronales. Este sábado, además del acto institucional conmemorativo del 9 d’Octubre, está prevista la Nit de la Torrà en una modalidad adaptada a la pandemia: cada cual cocinará frente a su casa o casal, con el compromiso de dejar la vía pública limpia al acabar. Así, el Ayuntamiento propicia la convivencia, aunque evitando aglomeraciones.

Tras el día de la fiesta mayor, celebrada el domingo, con misa, ofrenda y procesión, llegará el añadido propuesto por el consistorio para recuperar los bous al carrer, que tendrán lugar entre los días 15 y 17 de este mes.

Compartir el artículo

stats