Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segorbe y altura forman parte del proyecto

La Serra Calderona prevé que el lince será un foco turístico

La dirección del parque ve con buenos ojos la reintroducción de este tipo de fauna

La hostelería de la zona realza la iniciativa para desestacionalizar la llegada de visitantes.

La hostelería de la zona realza la iniciativa para desestacionalizar la llegada de visitantes. Sergio Barrenechea

La dirección del parque natural de la Sierra Calderona se une a las valoraciones positivas ante la posibilidad, cada vez más cerca de ser una realidad, de la reintroducicción del lince ibérico en este espacio, el cual engloba puntos de Valencia y del Alto Palancia, en concreto los términos municipales de Segorbe y Altura.

Responsables del parque ven con buenos ojos el estudio y su opción de materializarse, así como destacan que este tipo de fauna «indudablemente» será un foco turístico y atraerá a más visitantes a la zona. Además, las mismas fuentes estiman que el hecho de que en la cartelería del recinto natural, en la que aparecen todos los animales existentes en esta área, se añada al lince ibérico sería una «excelente noticia».

Cabe recordar que, como informó Mediterráneo, la propuesta de reintroducir al lince cuenta con expectativas positivas entre el sector turístico de la comarca, como restaurantes y hoteles, ya que vaticinan que aportará más turismo y, al mismo tiempo, servirá para desestacionalizar las numerosas visitas que se producen en verano y mejorar los datos de los meses de baja temporada. 

Investigación en curso

El grupo Saigas de la facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera de València sigue con los muestreos para conocer de primera mano la presencia de conejos en puntos cercanos a urbanizaciones de Segorbe y Altura, en el entorno del parque natural. Al respecto, la investigación ya determinó que era un lugar idóneo para los linces, por el elevado número de conejos, aspecto clave para poder impulsar la iniciativa. De hecho, la falta de estos animales fue el factor determinante para frenar que se hiciera lo mismo en la Serra d’Espadà, que deberá conformarse en ser zona de paso de estos felinos.  

La Serra Calderona, cuya extensión supera las 18.00 hectáreas, podría convertirse en punto de encuentro para los turistas aficionados al avistamiento de este tipo de felinos, quienes tendrán la oportunidad de adentrarse en la sierra y tratar de localizarlos. Eso propiciará un aumento de las visitas que, habitualmente, se concentran en los fines de semana y se realizan en familia. Este paraje natural cuenta con una fauna muy diversa que despierta el interés de las personas interesadas en este tipo de turismo, además de integrar espacios y sendas idóneas para el paso de la fauna terrestre, incluidos los linces ibéricos.

Compartir el artículo

stats