Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NUEVA ORDENANZA MUNICIPAL

Benicàssim sancionará con hasta 3.000 euros el abandono de solares

El Ayuntamiento ejercerá el control e inspección del estado de los solares, terrenos y edificaciones ubicados en el término municipal

Benicàssim actualiza la normativa para mejorar y garantizar la seguridad, salubridad y ornato en solares, terrenos y edificaciones

El Ayuntamiento de Benicàssim ha aprobado una nueva ordenanza para mejorar y garantizar la seguridad, salubridad y ornato de los solares, terrenos y edificaciones privadas, norma que estipula multas de hasta 3.000 euros en caso de incumplimiento. Así, se establece un régimen sancionador que regula determinadas situaciones. En este punto, ha explicado el concejal de Urbanismo, Carlos Díaz, “el Ayuntamiento ejercerá el control e inspección y podrá obligar a su cumplimiento a las personas responsables”.

Los servicios técnicos municipales serán los encargados de realizar las inspecciones oportunas a los efectos de verificar el cumplimiento de las actuaciones ordenadas. En caso de incumplir de manera parcial la orden de ejecución, se concederá un plazo de diez días hábiles al interesado para que proceda al cumplimiento total de la orden. Y, si expirado el plazo no se ha acometido la orden de ejecución o formulado alegaciones que motiven la paralización o archivo del expediente, se podrán imponer multas, leves, graves o muy graves, que pueden llegar hasta los 3.000 euros.

“La ordenanza actual data de principios del 2000 y se hacía necesario adaptarla a la nueva realidad que solo puede controlarse de forma efectiva amparada por la norma. Y es que conseguir el máximo nivel de seguridad, salubridad y ornato en el municipio requiere de la implicación de toda la ciudadanía”, ha indicado la alcaldesa, Susana Marqués.

Otros de los objetivos de la ordenanza son dotar al consistorio de un instrumento jurídico eficaz, de aplicación general, para mejorar el grado de limpieza y salubridad del municipio y, concretar las actuaciones que deben llevarse a cabo y las que quedan prohibidas para facilitar la actuación de los ciudadanos y de la administración.

"La ordenanza actual data de principios del 2000 y se hacía necesario adaptarla a la nueva realidad que solo puede controlarse de forma efectiva amparada por la norma"

Susana Marqués - Alcaldesa de Benicàssim

decoration

Se establece pues que cualquier clase de parcela sin edificar, patios, jardines y edificaciones deberán permanecer libre de escombros, residuos domésticos, restos de poda, materias orgánicas, y en general cualquier residuo, objeto o circunstancia que desdiga de la salubridad, seguridad y ornato. La norma regula el tratamiento de la vegetación perimetral de superficies en suelo urbano; la poda del arbolado y tratamientos fitosanitarios; el vallado de las parcelas; la limpieza de calles y patios particulares; el ornato de fachadas, así como la prohibición de depositar residuos y el vertido de aguas a la vía pública.

Compartir el artículo

stats