Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ofrecerán servicio hasta el 2029

Peñíscola ultima los trámites para tener chiringuitos tras dos décadas

Tras la imposibilidad de abrir los negocios en el 2021, retoman los procesos para esta temporada

Así serán los chiringuitos de Peñíscola, tras 20 años sin esta oferta en la playa, según el diseño aprobado por el consistorio. MEDITERRÁNEO

Tras aplazar la apertura de los chiringuitos el pasado verano por la inviabilidad de que las instalaciones estuvieran operativas, Peñíscola reactiva la tramitación para que estén operativos esta temporada, tras 20 años sin esta oferta. Tras la interrupción del procedimiento administrativo el pasado año, el Ayuntamiento ha adjudicado ya el primero de los tres establecimientos que ofrecerán servicio en sus dos playas urbanas. La Norte y la Sur albergarán, si es posible, a partir de abril hasta octubre, y hasta el ejercicio 2029, tres puestos que ofrecerán venta de bebidas, helados y snacks.

Por el momento, han adjudicado uno de ellos, concretamente, el que irá ubicado en la playa Norte frente a la urbanización Les Doyes. Este procedimiento ha sido retomado del 2021, pues resultó inviable debido a los plazos de construcción, tramitación y las alegaciones presentadas.

El pasado año se presentaron 13 licitadores para tres de los cuatro chiringuitos ofertados y uno quedó desierto, concretamente, el previsto en la zona litoral norte frente al restaurante Maite, que no recibió ninguna oferta.

Todas las partes acordaron retomar el proceso tras la temporada estival de 2021 por la inviabilidad de que las instalaciones estuvieran operativas. «Los trámites administrativos son los que son y esperamos este año sí ya poder contar con este nuevo servicio, como tienen tantas otras playas de nuestro país; el valor añadido es su especial diseño que esperamos que guste mucho a todos nuestros visitantes y bañistas», apunta la responsable de Turismo y Playas del consistorio, Raquel París.

En este sentido, cabe recordar que la estructura y diseño de estos quioscos por parte de un estudio de interiorismo fue aprobada previamente por el Ayuntamiento para garantizar su homogeneidad estética. Estos puestos de temporada tendrán una superficie ocupada máxima de 130 metros.

Por lo que respecta a los dos que aún no han sido adjudicados, están siguiendo el procedimiento administrativo habitual y se están resolviendo las alegaciones, «pero la previsión es que todos ellos puedan abrir en verano», si no están listos en abril, apuntan fuentes municipales. Estas instalaciones se emplazarán frente al edificio Pompeya, en la playa Norte, y frente a las instalaciones del Centro de Estudios, en la playa Sur.

Este nuevo servicio «pretende hacer nuestras playas aún más atractivas, por lo que estamos trabajando en la mejora de su accesibilidad y en la mejora global de sus prestaciones y mobiliario, pues nuestro litoral es uno de nuestros atractivos turísticos más valorados», subraya París. 

Compartir el artículo

stats